Mundo

Un estudio de UNICEF muestra que los niños representan el 40% de los casos de cólera en Haití

Dos de cada cinco del creciente número de casos de cólera en Haití son entre niños, advirtió el miércoles la agencia de las Naciones Unidas para la infancia, diciendo que los jóvenes que sufren de desnutrición severa corren tres veces más riesgo de morir por la enfermedad bacteriana.

Haití, el país más pobre de América, ha sufrido una serie de desastres en los últimos años, incluido un asesinato presidencial el año pasado seguido de un terremoto masivo.

El cólera resurgió en la nación insular caribeñaa principios de octubredespués de unos tres años sin casos reportados, en medio de la escasez de alimentos y agua potable provocada por unbloqueo de pandillas de su principal puerto de combustible.

«Me sorprendió ver a muchos niños en riesgo de morir en los centros de tratamiento del cólera», dijo el director del programa de emergencia de UNICEF, Manuel Fontaine, en un comunicado después de una visita de cuatro días a Haití, que comparte la isla de La Española con la República Dominicana.

Fontaine señaló una «triple amenaza» de desnutrición, cólera y violencia armada, las dos primeras una «combinación letal, una que conduce a la otra».

Generalmente propagado a través del agua contaminada, el cólera causa diarrea y vómitos y mató a unas 10.000 personas en un brote de 2010 que ha sido atribuido a una fuerza de paz de la ONU.

La enfermedad afecta tanto a niños como a adultos y puede matar en cuestión de horas si no se trata.

Aunque el tratamiento que salva vidas es simple y asequible, Fontaine dijo que era difícil acceder a áreas de la capital: «En medio de la violencia armada generalizada y la inseguridad en gran parte de la capital, los equipos humanitarios caminan sobre cáscaras de huevo».

La Organización Panamericana de la Salud reportó esta semana 216 muertes por la enfermedad, 961 casos confirmados y otros 12.016 sospechosos, principalmente alrededor de la capital, Puerto Príncipe.

También confirmó un segundo caso importado en la República Dominicana, un niño de 4 años de Puerto Príncipe.

Reporte de Sarah Morland; Editado por David Alire Garcia y Lincoln Feast.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *