Argentina

Matías Kulfas contra la prohibición de la cría de salmones en Tierra del Fuego

A través de su cuenta de Twitter, se refirió a la decisión unánime de la Legislatura de esa provincia.

Hace unos días, la Legislatura de Tierra del Fuego prohibió la cría de salmones en las aguas marinas y lagos de la provincia. De esa forma, la provincia fueguina se convirtió en el primer lugar en el mundo que veta esa actividad, considerada nociva para el medio ambiente. La decisión sorprendió a propios y extraños, porque era una de las actividades económicas más importantes de la región. Este mediodía, el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, cuestionó la resolución de la legislatura. «Entre ambos extremos, existe un amplio abanico de opciones», sostuvo en sus redes sociales.

Se trató de una iniciativa de Pablo Villegas, legislador del Movimiento Popular Fueguino (MPF). La misma fue aprobada de forma unánime. En su cuenta de Twitter, el legislador oficialista compartió las repercusiones de la medida. “La Prohibición a la Salmonicultura Industrial, es Ley en Tierra del Fuego. ¡Es un logro de todos los fueguinos!”, destacó Villegas ese 2 de julio, cuando fue aprobada en la Legislatura de Tierra del Fuego. Como se mencionó, esa actividad era una de las más importantes en esa región.

“La sanción de esta ley es una clara y contundente definición institucional que destaca la importancia que tiene para los fueguinos, la protección y conservación de nuestros recursos naturales, del patrimonio genético de nuestros seres vivos y de su ambiente para un desarrollo económico sostenible”, resaltó Villegas, según replicó la agencia NA. “Este suceso sienta un precedente histórico para el resto del país y el mundo. De esta manera, Tierra del Fuego evita el desastre ambiental que pudo haber provocado la salmonicultura en el Canal de Beagle”, celebró Estefanía González, vocera de la campaña de océanos de Greenpeace.

La actividad en sí, es el engorde de los salmones en «jaulas flotantes» ubicadas normalmente en bahías y fiordos a lo largo de las costas. Entre las consecuencias de la salmonicultura, se encuentran las mortandades de salmones masivas, la intensificación de blooms de algas tóxicas (como la marea roja), la introducción de especies exóticas, la alteración de los ecosistemas y pérdida de fauna local, la generación de zonas «muertas» y el enmallamiento de mamíferos marinos. En el país este tipo de actividad solo podía llevarse a cabo en las aguas del Canal Beagle en Tierra del Fuego.

Dos miradas desde Nación
Desde el Poder Ejecutivo Nacional se dieron a conocer dos visiones sobre el rechazo a la Salmonicultura Industrial. El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, destacó la decisión de la Legislatura fueguina. “Destaco la decisión de Tierra Del Fuego de prohibir la cría de salmones en la provincia, posicionándonos como líderes en el mundo en tomar esta decisión”, afirmó Cabandié en su cuenta de Twitter. Kulfas, en tanto, cuestionó la resolución legislativa. “Algunos piensan que hay que aumentar la producción sin preocuparse por las condiciones ambientales. Otros creen que el cuidado ambiental está por encima de cualquier otro objetivo y que debe prohibirse cualquier actividad que implique riesgo ambiental. “Entre ambos extremos, existe un amplio abanico de opciones”, cerró.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.