Empresarial

Para Asinmet «es imprescindible avanzar con Portezuelo del Viento» y destacó que generará unos 7.500 empleos

La Asociación de Industriales Metalúrgicos de Mendoza (Asinmet), emitió ayer un comunicado en el que expresa la importancia que la obra Portezuelo del Viento tiene para Mendoza y el impacto positivo que traerá para la generación de empleo.

A continuación el escrito

Desde la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Mendoza, Asinmet, queremos hacer públicas las razones de por qué estamos convencidos de que la construcción del embalse y central hidroeléctrica Portezuelo del Viento es imprescindible y va a ser sumamente rentable para la Provincia.

Antes que nada, es necesario aclarar, ante la confusión planificada, que el trasvase al Río Atuel se va a estudiar en conjunto con el desarrollo de todo el potencial del Río Grande. Portezuelo y el trasvase son dos proyectos distintos, uno no impide el otro.

En ese sentido, es importante destacar que no hay mejor forma de cuidar el agua que regulándola con embalses. Mendoza construyó el último hace más de 20 años, nos referimos a Potrerillos, mientras que la provincia de San Juan construyó 4 en el mismo periodo y duplicó su superficie bajo riego.

También se afirma livianamente que Mendoza no podrá recuperar nunca la inversión que realizará para concretar Portezuelo del Viento. Esto es falso.

Portezuelo del Viento generará 889 Giga Vatios Hora por año, aproximadamente el 17% de la demanda eléctrica de toda Mendoza. Con una tarifa de 70 dólares por MWh generado, producirá más de 60 millones de dólares en venta de energía por año y unos 9 millones de dólares en concepto de regalías hidroeléctricas.

Es decir que en poco más de 11 años, recuperará lo invertido, que son 767 millones de dólares ya que el resto para llegar a los 1.023 millones de dólares los pondrá el Estado nacional.

En síntesis, Portezuelo del Viento no sólo es viable, sino que es una obra súper estudiada, no se contrapone al trasvase del Río Grande al Atuel y la inversión realizada, se podrá recuperar en el mediano plazo.

Pero además generará empleo directo para más de 6.000 personas durante su construcción, que se transformarán en permanentes por sus encadenamientos futuros. Y generará empleo para unas 1.500 personas en el sector turístico y de servicios.

También incluye la construcción de una línea de alta tensión que permitirá dar energía a proyectos petroleros, mineros o agropecuarios.

Por otra parte, demandará la creación de nuevas rutas, mejorando la conectividad de la zona, el turismo y permitiendo el desarrollo de uno de los lugares más postergados de la provincia.

En conclusión, Portezuelo no sólo es necesaria para la economía de Mendoza, sino que se ha transformado en una obra imprescindible para movilizar las fuerzas productivas de la provincia, atadas de pies y manos por mezquindades varias e intereses particulares que lo único que han hecho es mantenernos alejados del progreso y el desarrollo que los mendocinos y mendocinas merecemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *