Deportes

TENIS: Roland Garros estudia posponer su inicio una semana

Según ‘L’Equipe’, la Federación Francesa podría cambiar las fechas del torneo por el empeoramiento de la pandemia en el país. Empezaría el 30 de mayo y no el 23.

Roland Garros intenta por todos los medios evitar la cancelación de la que se ha hablado en los últimos días y a la que incluso se refirió la ministra gala de Deportes, Roxana Maracineanu, por el empeoramiento de la pandemia del coronavirus en Francia. Y una de las alternativas que maneja es posponer su inicio una semana, según informa L’Equipe a falta de confirmación oficial.

La Federación Francesa de Tenis (FFT) estudia la posibilidad de que el Grand Slam arranque el 30 de mayo y no el 23, como estaba previsto. De esa manera, el torneo terminaría el 13 de junio y se ganaría algo de tiempo mientras la situación en el país mejora. ¿Por qué una semana? Porque para entonces los protocolos sanitarios serían un poco menos restrictivos según los planes del Gobierno y eso daría más flexibilidad a la FFT para la organización y la presencia de un número reducido de espectadores, unos 1.000 por día.

Además, desde mediados de mayo está previsto que se permita abrir las terrazas de los bares y restaurantes en París, y a partir del 1 de junio se podrá servir en el interior de los mismos. De ese modo, en Roland Garros funcionarían la zona vip y el resto de la hostelería del estadio. Ahora mismo, París y otros 15 departamentos están en situación de confinamiento para cuatro semanas, sólo están abiertos los establecimientos de primera necesidad y nada más se permiten salidas en horario marco.

La campaña de hierba se reduciría
Este corto aplazamiento, que nada tendría que ver con el del año pasado, cuando la competición pasó de celebrarse en mayo a hacerlo a finales de septiembre, afectaría a los primeros eventos de la campaña de hierba que están programados para el 7 de junio en Stuttgart (ATP), Hertogenbosch (ATP y WTA) y Nottingham (WTA). Si se cancelarán, la FFT tendría que indemnizar a sus organizadores. Por otro lado, quedaría una semana vacía en la temporada de tierra antes de Roland Garros y después sólo restarían dos semanas para el comienzo de Wimbledon (28 de junio al 11 de julio), algo que no ocurre desde 2015. Este galimatías del calendario tenístico ya se vivió en 2020 y este mismo año con el retraso del Open de Australia, también por la dichosa COVID-19 que todo lo trastoca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *