Mundo

NORUEGA: Misteriosas esferas gelatinosas en la costa contienen embriones de calamar

Se han reportado casi 100 avistamientos de orbes similares en el país escandinavo y en el Mediterráneo desde 1985, pero los expertos nunca han podido clasificar la extraña masa gelatinosa.

Hace unos años, un buzo que exploraba la costa oeste de Noruega encontró en el agua un objeto inexplicable: una gigante esfera gelatinosa de más de un metro de ancho, flotando a medio camino entre el fondo marino y la superficie. Una línea oscura atravesaba su centro, pero por lo demás el objeto era translúcido y completamente indiferenciado.

Se han reportado casi 100 avistamientos de orbes similares en Noruega y el Mediterráneo desde 1985, pero los expertos nunca han podido clasificar la extraña masa gelatinosa. Ahora, gracias a una campaña de investigación de un año de duración y un nuevo análisis de ADN, los científicos finalmente han identificado los orbes como los sacos de huevos raramente vistos de un calamar llamado Illex coindetii, también conocido como calamar de cola corta, según un nuevo estudio publicado en la revista Scientific Reports.

Los investigadores concluyeron que cada esfera gelatinosa puede contener cientos de miles de huevos de calamar cubiertos por una burbuja de moco que se desintegra gradualmente. A esta conclusión llegaron después de estudiar y realizar análisis genético de las muestras de tejido de cuatro orbes recolectadas por buzos en pequeñas botellas de plástico en 2019.

«Pudimos ver lo que hay dentro de la propia esfera: embriones de calamar en cuatro etapas diferentes», señaló el autor principal del estudio, Halldis Ringvold, gerente de la organización de zoología marina Sea Snack Norway. «Además, pudimos entender cómo la esfera realmente cambia de consistencia, de firme y transparente a descompuesta y opaca, a medida que se desarrollan los embriones».

Durante la reproducción, las hembras de Illex coindetii producen grandes masas de huevos que contienen su propio moco para proteger los embriones de los depredadores, explicaron los investigadores.

Sin embargo, los científicos no pueden asegurar de manera concluyente que casi todos los 100 avistamientos de esferas de los últimos años pertenecen a la misma especie sin tomar las muestras de tejidos correspondientes. Dado que la mayoría de orbes eran similares en forma y tamaño a las que se estudiaron, es probable que muchos hayan pertenecido los calamares de cola corta.

Los investigadores también notaron que la raya oscura que atraviesa muchas de las esferas puede ser tinta que se liberó cuando los huevos fueron fertilizados o algún tipo de mecanismo de camuflaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.