Argentina

Cuidados reforzados en Semana Santa.

Se mantiene la actividad turística y comercial pero aumentan los controles ante la circulación comunitaria de las nuevas cepas de Gran Bretaña y Manaos.

Con más de 14 mil contagios, ayer se registró la cifra más alta de casos por día desde octubre del año pasado. A esta situación, se le suma que ya existe circulación comunitaria de las nuevas variantes del virus, principalmente de las de Reino Unido y Manaos, que son más contagiosas y letales. En este contexto, y de cara a los feriados por Semana Santa, el Gobierno nacional decidió no restringir las actividades comerciales y turísticas, pero llamó a extremar los cuidados. En algunas jurisdicciones, en tanto, ya se están tomando medidas adicionales para disminuir la circulación de personas y reducir los contagios.

El Gobierno tomó las decisiones luego de varias reuniones que este lunes sostuvieron en Casa Rosada los ministros de Salud, Carla Vizzotti;Turismo, Matías Lammens; Transporte, Mario Meoni; del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, y el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, con un grupo de infectólogos y, más temprano, con autoridades de las cámaras y federaciones del turismo y hotelería de todo el país. «Tenemos que aprender a convivir con el virus y seguir cumpliendo los protocolos. No suspender actividades es importante, no solo por el impacto económico que tiene el turismo a nivel nacional y para las economías regionales, sino también por una cuestión de salud mental después de un año tan difícil», aseguró el titular de la cartera de Turismo en conferencia de prensa.

A su vez, el ministro afirmó que durante Semana Santa, «el Estado estará muy presente controlando en los aeropuertos, terminales de colectivo, estaciones de tren, y en los principales destinos turísticos». Hoy, según informó Lammens, también habrá una reunión conjunta del Consejo Federal de Salud y el Consejo Federal de Turismo, de la que participarán los ministros de ambas carteras de las 24 jurisdicciones para, según explicó, «trasladar este mensaje y pedirles a todos el cumplimiento estricto de los protocolos». Con respecto a los vuelos internacionales, el Gobierno decidió suspender desde el sábado pasado los procedentes de Brasil, Chile y México. Además, anunciaron que no habrá vuelos de repatriación. En ese sentido, Lammens informó que «aún hay cerca de diez vuelos diarios para regresar al país. Es cierto que a partir de la semana que viene serán menos, pero todos van a poder volver».

Tal como insisten desde hace semanas en el Gobierno, no están pensando en un confinamiento similar al de marzo del año pasado, ni siquiera luego de Semana Santa, sino que la decisión, tomada junto al grupo de especialistas, es aplicar medidas puntuales y localizadas confiando en que la población, a diferencia del año pasado, ya aprendió a convivir con la enfermedad. En Balcarce 50, sin embargo, están preocupados por el relajamiento de algunos cuidados y el aumento de los casos en los países vecinos, sobre todo a partir de la aparición en el país de las nuevas variantes de las cuáles ya hay circulación comunitaria.

Ayer se registraron 14.014 nuevos casos — más de 2.000 en CABA– y 163 muertes. Uno de los datos más preocupantes fue la confirmación de la circulación comunitaria de cuatro nuevas cepas de “relevancia epidemiológica”. Estos datos los arrojó el último reporte del Consorcio Proyecto PAIS, creado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación. Según detallaron, se trata de las variantes de Reino Unido, Manaos, Río de Janeiro y California. El resultado se obtuvo a partir de muestras tomadas entre el primero de febrero y el 15 de marzo de 2021, y se constató que en los casos de las mutaciones de Reino Unido, Manaos y California, hubo infectados sin antecedentes de viaje ni contacto estrecho de viajeros.

Los contagios con la variante británica fueron en total 22, 13 de ellos en CABA, tres en Gran Buenos Aires y seis en Córdoba. Los especialistas destacaron que en caso de que exista un aumento en la frecuencia de detecciones de esta variante, “en las próximas semanas podría tornarse la mutación dominante de las nuevas infecciones, como sucedió en países de Europa y en Estados Unidos”.

Ante la pregunta de Página/12 sobre la circulación de las nuevas cepas, el infectólogo Gustavo Leopardo explicó que «hay circulación comunitaria, lo cual sin ninguna duda nos alerta a estar mucho más cuidadosos porque, aunque tenemos una herramienta para luchar que es la vacuna, tenemos una amenaza nueva que son las cepas más transmisibles y más letales».

Si bien el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan dijo que «la segunda ola llegó antes», Leopardo explicó a este diario que «Argentina se comportó distinto a otros países en los que el número de casos cayó al mínimo y luego volvió a aumentar marcando dos olas distintas. Nosotros, en cambio, tuvimos cierta marea en la que hubo momentos peores y mejores». Luego puntualizó que «hay un aumento en el número de casos, pero no necesariamente estamos transitando una segunda ola. De todos modos hay que estar muy atentos».

Pedro Cahn, otro de los infectólogos, explicó que se considera a estas variantes «de preocupación», porque «pueden tener características que hagan mas agresivas el virus. En la medida en que se han reducido los vuelos, éstas van a reducir. Lo que tenemos que hacer ahora es reforzar los cuidados para ganar la carrera, mientras vacunamos a la mayor cantidad de gente posible». Luego, el experto subrayó que «el problema no es el comercio o la escuela, sino las actividades sociales que se hacen al rededor. Si somos capaces de respetar los protocolos y de no juntarnos donde no hay que juntarnos, la posibilidad de llegar a una situación de cierre es mucho más lejana».

Sin embargo, Cahn advirtió que «si creemos que esto ya pasó, nos acostumbramos y relajamos los cuidados, evidentemente vamos a pavimentar el camino para una situación mucho más crítica». «La intención nuestra nunca ha sido forzar un cierre. Si lo hicimos fue porque era necesario para fortalecer el sistema de salud y gracias a eso nadie se murió por falta de oxigeno en Argentina, cosa que ha sucedido en otros países».

Ángela Gentile, otra especialista, subrayó que «las medidas que se toman hoy no son solo para Semana Santa, los protocolos se tienen que volver a instalar». «Todos formamos parte de un gran equipo en el que cada uno tiene que hacer lo suyo para seguir evitando los contagios», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.