Mundo

SUDAMERICA: bajo acoso de la cepa brasileña

Los casos se multiplican en diversos países y extreman recaudos.

Mucho más contagiosa que la versión original del coronavirus, la cepa brasileña es capaz de causar más daños en el organismo, acelerar los contagios e incluso desatar diagnósticos graves en pacientes jóvenes, lo que está poniendo en alerta máximo a los países de Sudamérica.

Los estragos causados por esta mutación se están extendiendo en toda la región, con 100 infectados esperando una cama de terapia intensiva en Paraguay, hospitales saturados en la zona de frontera de Bolivia y aumento sustancial de positivos de Covid.19 en Chile, Uruguay y Perú, lo que está derivando en cierres o restricciones de fronteras.

En el propio Brasil, la virulencia de la cepa detectada en Manaos se siente con fuerza: el 64% de los infectados en San Pablo, la mayor ciudad del país y de la región, se contagiaron de esta variante, de acuerdo con un informe de la municipalidad y la universidad local.

El secretario de Salud de la ciudad, Edson Aparecido, dijo que en total el 78 por ciento de la población tiene la variante del Amazonas y del Reino Unido.

«El 35% de los que van a la Unidad de Terapia Intensiva con estas variantes está muriendo, avanzó en personas de entre 20 y 54 años y provoca gravedad a partir del sexto día de contacto con el virus», indicó Aparicio, en medio del cierre en el que está San Pablo hasta el 5 de abril.

El Consejo de Secretaría de Salud de los Estados reveló que unas 6.800 personas están en fila para camas de terapia intensiva en todo Brasil, 1.500 de ellas en el estado de San Pablo.

La cepa detectada en el Amazonas también es la principal causa del rebrote de casos en Paraguay, donde al menos 92 personas esperan un lugar en terapia intensiva ante la ocupación de un 100% de las camas en los hospitales, informaron las autoridades locales.

Paraguay impone una cuarentena estricta desde este sábado y hasta el domingo 4 de abril, período en el que las personas solo podrán salir de sus casas para comprar alimentos, medicamentos y artículos de limpieza.

También Perú se ve atormentado por la cepa brasileña, con más de un millón y medio de casos de Covid-19 contabilizados y 50.831 muertes desde que irrumpió la pandemia hace 12 meses.

Las autoridades sanitarias confirmaron que la variante brasileña del coronavirus es la causante del 40% de casos registrados los últimos meses en Lima, donde se concentra casi la mitad del total de contagios registrados a nivel nacional.

Para evitar una virulenta expansión de la variante brasileña, los departamentos amazónicos bolivianos de Pando y Beni, fronterizos con Brasil, se declararon en emergencia y alerta roja y dispusieron la aplicación de nuevas medidas ante el fuerte aumento de contagios atribuido a esa cepa.

Un cierre completo de fronteras no es descartado por las autoridades nacionales, que se muestran en permanente evaluación de la situación sanitaria.

El viernes le llegó el turno a Chile de tocar el techo histórico con 7.626 nuevos positivos, una cifra que superó con creces el récord anterior de 7.084 casos registrado el pasado sábado 20 de marzo.

Los casos activos, es decir, aquellos que aún pueden contagiar a otros, también anotaron la cifra más alta jamás registrada, con 41.151 personas capaces de transmitir el virus.

Argentina, con muchos kilómetros de frontera que limitan con Brasil y Paraguay y también con Chile está extremando los cuidados también y los epidemiólogos reclaman un cierre de las fronteras.

Los pasajeros provenientes de Brasil, México y Chile que arriben durante este fin de semana al país serán severamente testeados en Argentina, en tanto desde el lunes esos destinos estarán prohibidos por el riesgo de contagios de Covid y los controles rigurosos se harán extensivos a la totalidad de los vuelos.

Según las autoridades sanitarias, los pasajeros provenientes de vuelos de esos tres países serán testeados este fin de semana «antes de abordar el avión, al llegar al país y otro testeo al séptimo día de ingreso», mientras que desde la próxima semana esa medida abarcará a la totalidad de los vuelos que lleguen a Ezeiza, el aeropuerto de Buenos Aires.

El paciente «cero» dela variante brasileña fue un joven de 27 años volvió de Suiza, hizo escala en San Pablo y, al llegar a la provincia de Córdoba, se juntó con familiares y amigos.

En total, ya suman 15 los contagios entre la cepa de Manaos y la de Reino Unido, detectados en suelo argentina.

La presencia de la cepa de Manaos ya es notoria en Uruguay, que atraviesa su peor momento de la pandemia, con cifras récord de contagios y muertes.

Ante esta situación, las autoridades decidieron esta semana suspender las clases presenciales hasta la Semana Santa inclusive, cerrar las oficinas estatales y cancelar los espectáculos públicos hasta el 12 de abril, entre otras medidas destinadas a frenar los contagios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.