Mundo

LONDRES: La modernización de sus Fuerzas Armadas ayudaria a intensificar su presencia en el Ártico y en los mares Negro y Báltico

Londres además declaró que «Rusia sigue planteando la mayor amenaza nuclear y militar para la seguridad europea», mientras que China es descrita como un «desafío sistémico complejo».

El Reino Unido publicó este lunes una estrategia para la modernización de sus Fuerzas Armadas, en la que calificó a Rusia como «la mayor amenaza nuclear y militar convencional» para la seguridad europea y anunció que dicha modernización debería brindar a Londres la oportunidad de intensificar su presencia en el Ártico, así como en los mares Negro y Báltico.

«Rusia sigue planteando para la seguridad europea la mayor amenaza nuclear, militar convencional y por debajo del umbral. La modernización de las Fuerzas Armadas rusas, la capacidad de integrar toda la actividad estatal y un mayor apetito por el riesgo hacen de Rusia un actor capaz e impredecible», se lee en el documento titulado ‘Defence in a competitive age’ (‘Defensa en una era competitiva’, en inglés).

Según los militares británicos, Rusia «tiene la capacidad de realizar ataques de precisión a distancia y de negarle libertad de acción al Reino Unido» y a sus aliados «a través de un sistema de defensa aérea integrado de alta capacidad». «Por lo tanto, Rusia puede representar una amenaza significativa para la capacidad del Reino Unido de apoyar a nuestras fuerzas y proteger nuestros intereses en Europa, el Mediterráneo oriental y Oriente Medio», señala el documento.

Al mismo tiempo, la modernización de las Fuerzas Armadas británicas debería darle a Londres la oportunidad de intensificar su presencia en el Ártico y en los mares Negro y Báltico.

«Grandes inversiones en una nueva generación de fragatas de guerra antisubmarina y un enfoque en la interoperabilidad profunda con aliados como EE.UU., Francia, Noruega y los Países Bajos garantizarán que el Reino Unido conserve su papel histórico como el corazón de la capacidad de la OTAN para garantizar nuestra libertad para operar en el Atlántico Norte y reforzar a los aliados europeos», se subraya. «Estas inversiones garantizarán que también podamos proyectar las fuerzas del Reino Unido en los flancos de la OTAN, en particular el Alto Norte y el Ártico, el mar Báltico, los Balcanes y el Mediterráneo y el mar Negro», se agrega.

En este sentido, Londres tiene la intención de fortalecer los lazos con Ucrania, Grecia, Turquía, Bulgaria y Rumanía para «garantizar la libertad de navegación y seguridad» en el mar Negro. Asimismo, el Reino Unido planea aumentar su presencia militar en África, así como en los océanos Índico y Pacífico.

En total, en el documento, de 76 páginas, aparecen 11 menciones a Rusia, mientras que China se menciona 9 veces. El creciente poder del gigante asiático es descrito como «el factor geopolítico más importante del mundo actual». Se observa además que Pekín «plantea un desafío sistémico complejo»que debe ser afrontado para proteger los valores y los intereses globales del Reino Unido.

‘Defence in a competitive age’ se publica poco después de la divulgación de la Revisión Integrada de Seguridad, Defensa, Desarrollo y Política Exterior del Reino Unido, que prevé que Londres aumente su arsenal nuclear y expanda significativamente sus capacidades militares en otras áreas, con un enfoque particular en el espacio y la ciberesfera. En ese documento Rusia es presentada como «la amenaza directa más aguda para el Reino Unido».

Previamente, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, declaró que «posicionar a Rusia como una especie de amenaza es inaceptable», ya que eso «no es cierto». «Lamentamos mucho que el Reino Unido haya elegido el camino de aumentar el número de ojivas nucleares. Esta es una decisión que daña la estabilidad internacional y la seguridad estratégica», señaló el vocero, recordando que «Rusia ha sido y sigue siendo partidaria de las negociaciones internacionales, principalmente con EE.UU., sobre estabilidad estratégica».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.