Argentina

Echaron a la becaria de 18 años que fue vacunada contra el coronavirus

La decisión la tomó Magdalena Sierra, esposa de Ferraresi y jefa de Gabinete de Avellaneda.

Stefania Desirée Purita Díaz, la joven empleada de la municipalidad de Avellaneda que fue vacunada contra el coronavirus, fue echada de su cargo tras el escándalo por un nuevo caso de vacunación VIP.

La decisión fue tomada por la esposa de Jorge Ferraresi, también actual jefa de Gabinete del municipio, Magdalena Sierra, quien suspendió la beca y prescindió de los servicios que prestaba la joven de 18 años.

La joven cumplía diversas tareas en la Municipalidad e integraba parte del equipo de Ferraresi, actual ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, y quien se desempeñó como intendente hasta fines del año pasado.

Además, era militante de la Agrupación Eva Perón, que dirige Ferraresi, sin que se le conozcan antecedentes de salud que la incluyan en uno de los grupos de riesgo, fue vacunada con la primera dosis de Sinopharm, la vacuna de origen chino, según se lee en la libreta que ella misma publicó en las redes sociales.

Echaron a la becaria de 18 años que fue vacunada contra el coronavirus - BECARIA FERRARESI

El escándalo se produjo durante el fin de semana cuando comenzó a viralizarse imágenes en las redes sociales de la joven con el carnet de vacunación que entrega el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Desde el municipio explicaron que la chica era «administrativa en la Secretaría de Educación» y que «se anotó como voluntaria para las pruebas cuando se empezaba a hablar de la vacunas chinas».

«El 5 de marzo le otorgaron el turno y le llegó por la aplicación oficial para inocularse en la posta que la propia Comuna armó en el Polideportivo Gabino Alegre», explicaron a Clarín desde el municipio.

En la Provincia ya habían aparecido varios casos de irregularidades en el operativo de vacunación. En Mar del Plata se vacunaron militantes, sindicalistas y dirigentes K menores de 40 años. Y ya hay activas unas 14 investigaciones por inoculaciones a grupos a los que no les correspondía. En muchos casos son militantes cercanos al Gobierno.

El lunes, en medio del escándalo, el presidente Alberto Fernández celebró en un acto en Lanus que la Provincia de Buenos Aires había llegado a 1 millón de personas vacunadas. En el acto estuvo también el gobernador Axel Kicillof, que viene defendiendo el plan de vacunación.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.