Empresarial

Se derrumbaron las acciones de Alibaba ante posibilidad de recibir multa récord en China

La multa podría superar los 975 millones de dólares que pagó en 2015 el fabricante de chips estadounidense Qualcomm, la mayor multa antimonopolio impuesta por Pekín hasta la fecha, según Wall Street Journal. Sus acciones cayeron casi 4% en EEUU.

Las acciones de Alibaba se hundieron casi 4% en Wall Street ante la posibilidad de recibir una multa récord en China por prácticas anticompetitivas, informó este viernes el periódico Wall Street Journal (WSJ), después de meses en que el gigante del comercio electrónico está en el punto de mira del régimen comunista.

Los papeles de BABA cayeron un 3,7% en el NYSE y cerraron a u$s231,85, luego de que trascendiera que la multa que recibiría podría superar los 975 millones de dólares (815 millones de euros) que pagó en 2015 el fabricante de chips estadounidense Qualcomm, la mayor multa antimonopolio impuesta por Pekín hasta la fecha, según el diario económico.

Ni Alibaba ni la administración estatal de regulación del mercado respondieron el viernes a las preguntas de la AFP.

El grupo fundado por el carismático multimillonario Jack Ma está siendo investigado por el regulador desde finales de diciembre por «presuntas prácticas monopolísticas».

Las autoridades apenas habían dado detalles sobre las acusaciones a Alibaba, aparte de «un acuerdo de exclusividad» no especificado.

Según el WSJ, las autoridades la acusan de obligar a los comerciantes que venden en sus webs a concederle la exclusividad, prohibiéndoles comercializar sus productos o servicios en otras plataformas de venta online.

El grupo está en el punto de mira del gobierno desde principios de noviembre, cuando se canceló in extremis la salida a bolsa de la empresa de pagos online de Alibaba, Ant Group. Esta salida a bolsa iba que batir todos los récords en Shangái y Hong Kong.

La anulación se produjo tras un discurso de Jack Ma, en el que el multimillonario criticó el papel de los reguladores financieros chinos.

Muchos observadores vieron en ello una llamada al orden del régimen comunista, sobre todo porque Ma desapareció luego de la esfera pública durante varios meses.

Sin embargo, según el WSJ, las autoridades chinas no quieren «aplastar a una empresa tecnológica que es tan popular entre los chinos como entre los inversores extranjeros, siempre que se distancie de su excéntrico fundador y se alinee más con el Partido Comunista en el poder».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.