Mundo

BRASIL: San Pablo apela a medidas desesperadas

Decretan medidas más restrictivas para contener los contagios.

La crisis sanitaria se agrava a cada día en Brasil donde hoy el estado de San Pablo, el más importante y castigado por el Covid-19, decreto un fuerte aislamiento social que contempla la prohibición de cultos en los templos evangélicos, suspensión de los partidos de fútbol y un virtual toque de queda nocturno.

«Tenemos que adoptar medidas más restrictivas, es la única forma de contener las muertes», dijo el gobernador paulista, Joao Doria, que determinó un conjunto de nuevas medidas de aislamiento entre el 15 y 30 de marzo, sin descartar que éstas se prorroguen.

A pesar de contar con la más importante red de hospitales públicos San Pablo enfrenta un «riesgo real de colapso» por una pandemia que abarca a todo el país y frente a la cual «no tenemos una coordinación nacional», abundó Doria.

Más del 80 % de las habitaciones de terapia intensiva están ocupadas en el estado donde, desde la semana pasada, murieron al menos 30 personas aguardando un lugar en esas habitaciones hospitalarias.

Desde el sábado pasado está en vigor un aislamiento de nivel «fase roja» pero ante la agresiva expansión de la pandemia, a caballo de la diseminación de la cepa amazónica, o P1, surgida en la ciudad de Manaos, se decidió un nivel más agudo de aislamiento.

En la primera etapa, o «fase roja», Doria no decretó el cierre de los templos evangélicos ante la presión del poderoso bloque de diputados de esa tendencia religiosa, pero ahora cambió de parecer y desde la semana próxima no se podrán realizar ceremonias colectivas.

También fueron suspendidas las clases en las escuelas públicas y no habrá partidos del Campeonato Paulista de fútbol, pese a que éstos se disputan sin público, además de fijarse restricciones para el ingreso a las playas.

La actual prohibición de circular entre las 22 y las 5 horas se reforzará la semana próxima cuando regirá entre las 20 y 5 horas.

El secretario de Salud paulista, Jean Gorinchteyn, afirmó que ésta es la «peor crisis sanitaria de todos los tiempos en Brasil, peor que la gripe española» de principios del siglo pasado.

Gorinchteyn instó al público a que tome «conciencia» de una realidad «dramática» en la que hubo un «aumento de pacientes menores de 50 años» en las salas de terapia intensiva.

Hasta el miércoles había 9.184 pacientes en las habitaciones de terapia intensiva de todo el estado de 46 millones de habitantes.

«Vean la velocidad de la transmisión, tenemos 150 nuevos pacientes por día», comentó el secretario de Salud.

Gorinnchteyn mencionó que este pico, que es el 47 % más fuerte que el anterior registrado a mediados de 2020, tiene relación con las grandes aglomeraciones en playas y bares.

La situación en San Pablo se replica en otros estados y grandes ciudades del país, mientras el presidente Jair Bolsonaro, reiteró el miércoles su oposición a las políticas de aislamiento social.

Brasil registró ayer 2.349 víctimas fatales y superó por primera vez las 2 mil muertes mientras suma un total de 270.917 defunciones.

En la ciudad de Río de Janeiro, la segunda más populosa del país, el Diario Oficial del municipio publicó hoy un decreto que extiende hasta el 22 de marzo varias de las medidas de aislamiento que entraron en vigor el viernes pasado.

«No vamos a esperar que los puestos de atención de emergencia se llenen de pacientes, los números apuntan a una situación difícil», declaró el alcalde, Eduardo Paes.

El decreto prohíbe la circulación de personas entre las 23 y 5 horas, así como la realización de fiestas y espectáculos mientras los centros de compra pueden abrir de 9 a 21 horas y se permite el retorno de los vendedores ambulantes a las playas.

Entre tanto el gobernador de Brasilia, Ibanés Rocha, dijo que «evalúa» instalar salas de terapia intensiva en hoteles que están con capacidad ociosa.

La Secretaría de Salud de la capital brasileña informó que el miércoles quedaba una sola cama de terapia intensiva disponible.

Brasilia está bajo un régimen de aislamiento y de prohibición de circulación nocturna decretado la semana pasada que fue objeto de protestas por parte de empresarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.