Deportes

SURF: Sierra Kerr deslumbra surfeando en islas paradisíacas con tan solo 13 años

La hija de Josh Kerr se postula como una de las grandes promesas del surf mundial con un vídeo surfeando en las Mentawai y Bali, Indonesia.

Hay niños y niñas de los que se habla desde muy jóvenes y que dejan bien claro que llegarán muy lejos en el deporte que practican. Uno de estos talentos es Sierra Kerr, quien empezó a despuntar antes de alcanzar el doble dígito en la edad como tantos otros, pero a su vez como nadie más. Y es que en su caso es un prodigio del surf, pero también del skate o el golf.

Sierra Kerr, como su apellido indica, es hija del famoso surfista Josh Kerr, un mago de los aéreos y un gran competidor. Nació en Australia, paraíso del surf; y se mudó a California -paraíso del surf y el skate- con tan solo 3 años. Empezó a patinary a surfear con tan solo 4 años y unos años más tarde empezó a ser foco de atención del sector al ser la primera chica en planchar un Fs Rodeo… con tan solo 9 años.

Tras 10 años en California, la familia Kerr está de vuelta en Australia, donde no les faltan ni olas, ni ganas de patinar, ni de jugar a golf ni, tampoco, a rugby. Y desde allí, uno de los viajes preferidos de los australianos amantes del surf es el de Indonesia. Desde las Mentawai hasta Bali, Sierra Kerr sacó a relucir en estas islas -paraísos del surfing- todo su potencial y recursos. En olas perfectas, pero también grandes y potentes no aptas para cualquiera. Olas en las que obviamente no faltan los aéreos, que claramente ha aprendido (y heredado) de un padre al que le encanta volar con su tabla y sabe perfectamente cómo hacerlo.

Determinación, estilo, potencial, buenos resultados en competición… y miles de seguidores en redes sociales como YouTube o Instagram. Definitivamente, esta chica de tan solo 13 años lo tiene todo para convertirse en una surfista -o skater, o jugadora de rugby o de golf- profesional. O quizás de varios deportes, porque ha demostrado que estar en los 4, de momento, no le ha impedido destacar en todos. Realmente, el talento quizás se hace, pero está claro que también nace…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.