Deportes

FUTBOL LPF: NEWELL’S 0 – BOCA 1 Una victoria para Tevez

En un día de tristeza para Carlitos, Boca se hizo fuerte y derrotó 1-0 a Newell’s en Rosario. El Cali Izquierdoz, tras un centro dirigido de Cardona, metió el tanto del triunfo. El Xeneize no jugó bien pero le alcanzó con poco para superar a la Lepra.

Se grita con el corazón. El gol, el triunfo, este 1-0 de Boca a Newell’s . Por Tevez, ausente debido al fallecimiento de su padre. Por la dedicatoria de Izquierdoz, el autor del gol y del mensaje, de capitán a capitán. Y por lo que vale en sí mismo: la primera victoria del equipo de Russo en el año. Para volver a creer, para volver a recuperar confianza, para volver a ser protagonista, para despejar las dudas que arrastraba el ciclo. Para ganar paz.

¿Boca fue protagonista en Rosario? Sí. ¿Se plantó en el campo rival? También. ¿Tuvo la pelota? Casi siempre. ¿Cambió la actitud con respecto al debut? Claro. Sin embargo, en gran parte del partido le volvió a faltar juego. O mejor dicho, velocidad en el toque, fluidez en el traslado y más desequilibrio en el uno contra uno. Eso. Por eso, movió la pelota de un lado al otro, incluso generando buenas sociedades (como la de la armada colombiana, con Cardona, Villa y Fabra por izquierda), pero terminó pagando la falta de profundidad.

Russo pegó un volantazo táctico para modificar la esencia de ese equipo apagado y sin fútbol que se vio ante Gimnasia. Y plantó un 4-1-4-1 que tuvo a Capaldo de cuatro, como lateral (ya ni Jara ni Buffa, quienes se irán en junio) y una clara intención de tener más movilidad y juego asociado en el medio: Campuzano bien de cinco y por delante de él, Salvio por derecha, Cardona y el pibe Medina (ambos de muy buena técnica) por el medio y Villa por izquierda. ¿Arriba? Zárate. Claro que a todo ese repertorio, le faltó justamente mayor precisión en el último tramo, el desenlace, la finalización.

«No tenemos movilidad, estamos parados», fue uno de los gritos más repetidos de Miguel para su equipo. Así marcó la principal falla de Boca para desnivelar a Newell’s en buena parte del juego. Lo mejor de Boca estuvo siempre por la izquierda, principalmente en el mano a mano de Villa y en las trepadas de Fabra. Pero a pesar de eso, le costó tener remate franco ante el arco rival. Lo tuvo en el primer tiempo con un remate de Cardona y otros dos de su compatriota Villa. Pero al menos en esa etapa, le faltó mayor constancia.

Recién después del gol de Izquierdoz, a los 25 minutos del segundo tiempo, Boca se acomodó. Aun con algunos rendimientos que siguen bajos, sobre todo los de Salvio y Zárate, lograron imponerse claramente en el partido. Toto luce apagado y en Rosario volvió a dejar en claro por qué había perdido el puesto. Y Mauro no termina de aprovechar sus chances: ayer no encontró nunca posición: fue la referencia de ataque, aunque jugó siempre de espaldas y no supo nunca acomodarse para recibir de frente al arco. Pero …

Eso el equipo lo compensó con algunas otras buenas señales. Cardona, siempre el más claro, volvió a demostrar que hoy es fundamental. Medina, de primera vez como titular, fue prolijo en el traslado y aportó a la causa. Zambrano mejoró muchísimo atrás. Villa desniveló siempre. Andrada volvió a demostrar solidez y le tapó a Scocco el empate. Y hasta Obando entró bien y fue importante para que Boca mereciera mucho más que el 1-0.

Resultado de imagen para COPA DE LIGA / NEWELL'S 0 - BOCA 1  Una victoria para Tevez

Igualmente, lo que provocó el 1-0 fue una fórmula repetida.  Otra vez la cabeza de Izquierdoz. Y otra vez la pegada de Cardona. Esa receta, que gestó el primer gol contra Gimnasia en el estreno, esta vez sí le dio la victoria. Y no una victoria cualquiera. La primera del año en siete partidos. En una semana muy difícil. En una cancha complicada. Con Russo mirado de reojo. Y en un día que comenzó con un golpe durísimo, por el fallecimiento del papá de Tevez. Sí, un triunfo que se grita con el corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.