Mundo

ITALIA: se blinda para ralentizar las cepas

Expertos recomiendan reforzar las restricciones.

Una rigurosa observancia, el refuerzo y aumento de las medidas de mitigación de riesgos, es la recomendación del Consejo Técnico y Científico al gobierno italiano, para evitar la propagación en el país de las nuevas cepas del coronavirus.

El grupo llegó a esta conclusión el viernes, tras la reunión en la que analizaron los últimos datos epidemiológicos y del estudio realizado por el Instituto Superior de la Salud sobre la difusión de las variantes del Covid-19 en Italia.

«Para contener y ralentizar la propagación de las variantes de Covid-19, en consonancia con las estrategias adoptadas por otros países europeos, es necesaria una rigurosa observancia, el refuerzo e incremento de medidas para mitigar el riesgo, tanto a nivel nacional como local, evitando nuevas medidas de relajación», expresó el grupo de expertos.

Agregaron que «la incidencia de la epidemia resulta nuevamente en crecimiento, con un impacto sostenido en los sistemas sanitarios».

Y el incremento de la incidencia debida a las cepas «podría prefigurar escenarios con un nuevo y rápido aumento difundido en la cantidad de casos en las próximas semanas», advirtieron.

Por eso, insistieron con el refuerzo de las restricciones.

Aconsejaron «un confinamiento total durante dos semanas», lo que «haría bajar la curva (de contagios) para poder retomar la trazabilidad, de otro modo, será necesario continuar con cierres intermitentes durante todo el 2021».

Lo informó Nino Cartabellotta, presidente de la Fundación Gimbe a Radio Cusano Campus.

En tanto, el ministerio de Salud dispuso que las pistas de esquí italianas permanecerán cerradas al menos hasta el 5 de marzo.

El titular de esa cartera, Roberto Speranza, tomó la decisión tras escuchar al consejo de expertos, que juzgó «riesgosa» la reapertura.

Sin embargo, no todos acatan las medidas. En Piana di Vigezzo, 1.720 metros en el municipio de Craveggia, en la parte alta del Valle de Ossola, noroeste del país, los administradores del complejo de esquí decidieron abrir las instalaciones.

«El viernes, la región (Piamonte) nos había asegurado la apertura y dispusimos todo, con medidas de seguridad, para reabrir. Y así lo hicimos», dijo Luca Mantovani, titular de la empresa que administra el lugar.

Los ministros de Infraestructura y Transporte, Giancarlo Giorgetti, y de Turismo, Massimo Garavaglia, piden compensaciones económicas adecuadas para las montañas.

Por su parte, el ministro de Discapacidad, Lorenzo Fontana; el presidente de la región Véneto, Luca Zaia; el de Emilia Romania, Stefano Bonaccini y Giovanni Toti, presidente de Liguria expresaron su ira y quieren «ampliar la sala de control a las necesidades de la economía».

En tanto, la región Piamonte tiene previsto «destinar inmediatamente 5,3 millones de euros como avituallamiento para las estaciones de esquí penalizadas por una política de cierre inoportuno y anunciadas sin previo aviso».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.