Sociedad y Cultura

«Eternamente enamorado»: Martín Bossi y su San Valentín con Gardel y Maradona

El actor volvió a lucirse con su video por el 14 de febrero con dos estrellas de nuestra cultura.

En ocasión del Día de los Enamorados, Martín Bossi se puso en la piel de Diego Armando Maradona y Carlos Gardel para celebrar su San Valentín en el que “no podía enamorarse”, como le expresa a su psicólogo en el inicio del video.

La premisa de Bossi es celebrar San Valentín con “un tributo a los dos ídolos máximos del que están, estuvieron y estarán enamorados todos los argentinos y gran parte del mundo: Diego Armando Maradona y Carlos Gardel”.

Después de una sesión con su terapeuta, Martín Bossi viaja hacia el mundo de Carlos Gardel y Diego Maradona para interpretar una versión tanguera de «La Mano de Dios».

El video comienza con Martín Bossi entrando al consultorio de su psicólogo y, tras los saludos de rigor, dispara: “Doctor, la verdad, no le voy a mentir. Hoy es el Día de los Enamorados y yo no… yo no estoy enamorado”, le cuenta al terapeuta.

“La palabra ‘enamorado’ para cada persona puede tener un significado diferente. Martín, dígame, ¿a usted qué lo enamora”, inquiere el analista. “A mí me enamora el talento, me enamora la magia… me enamora lo imposible”, le responde el comediante, mientras la imagen del consultorio se funde con una postal urbana: Bossi emprende un recorrido por el barrio de La Boca.

Allí, la sonrisa de Carlos Gardel -en la piel de Bossi- es el preludio de una versión en clave tanguera de “La mano de 10″, himno cuartetero de Rodrigo dedicado al número 10. A su lado, el Maradona de la época en que fue director técnico de la selección argentina, le devuelve el gesto y escucha, emocionado.

La segunda estrofa la canta “Diego” y lo hace en primera persona: “En un potrero forjé, una zurda inmortal…”, de igual manera en que se lo pudo ver al Maradona real cantando esta misma canción en la película Maradona by Kusturica.

“Eternamente enamorado”, sella una placa en el final, mientras Bossi sigue su camino, con el puente colgante de La Boca en el horizonte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.