Sociedad y Cultura

España: Paco Sanz, el ‘hombre de los 2.000 tumores’, acepta dos años de cárcel por estafas de más de 250.000 euros

La Fiscalía rebaja su petición de prisión para Paco Sanz de seis años a dos, por estafar a miles de personas.

Defensa y Ministerio Publico han llegado a un acuerdo en lo penal, pero no en lo referido a la responsabilidad civil.

Francisco José Sanz González de Martos, conocido como Paco Sanz, ha alcanzado un acuerdo de conformidad con la Fiscalía al reconocer que estafó más de 250.000 euros a miles de personas fingiendo tener más de 2.000 tumores, con lo que acepta una condena de cárcel de dos años frente a los seis que se pedía inicialmente, al reconocer que recibió ayudas de terceras personas para pagar viajes, aunque se juzgará lo referido al dinero que tendrá que abonar a los afectados.

Al inicio del juicio en la Audiencia Provincial de Madrid, la defensa de Paco Sanz y la Fiscalía han negociado una conformidad y finalmente han llegado a un acuerdo en lo penal pero no en lo referido a la responsabilidad civil sobre cada uno de los afectados. Así la Fiscalía ha rebajado su petición de prisión para Sanz de seis años de cárcel a dos, más una multa de 2.600 euros (nueve meses por ocho euros diarios), y para la que era su novia en la época de la estafa, Lucía Carmona, de tres años de cárcel a un año y nueve meses.

Por tanto en el juicio se dirimirá únicamente la posible responsabilidad civil de los procesados, al no alcanzarse un pacto en este aspecto con las acusaciones particulares. Al renunciarse a parte de la prueba, el juicio será mucho más breve de lo previsto, según han acordado las partes la inicio de la sesión. Las acusaciones se han adherido a la petición del Ministerio Fiscal.

También está acusada la madre de Paco Sanz, quien, según la Fiscalía, debe responder a pagar indemnizaciones a los perjudicados como responsable civil solidaria como partícipe a título lucrativo junto con los anteriores. El padre también fue imputado, pero falleció el 15 de mayo de 2020.

El acusado reconoce que recibió ayudas de terceras personas
Paco Sanz, que ha llegado a los juzgados junto a su letrado sin hacer declaraciones a la prensa, con la mirada perdida, ha dicho al tribunal que para curar su enfermedad viajó entre 10 y 12 veces a Estados Unidos para que le realizaran un ensayo clínico que no tenía costes médicos.

Estos viajes sí tenían un coste de entre seis y ocho mil euros por desplazamiento y, debido a su escasa pensión, tuvo que pedir ayuda. «De familiares y amigos recibí entre ocho y diez mil euros, pero no sé cuanto dinero recibí por parte de terceras personas», ha reconocido, tras aclarar que también recibió 500 euros por un libro que se publicó sobre su enfermedad.

A pesar de que el procesado solo ha respondido a las preguntas de su letrado, sí ha contestado al abogado de su expareja para dejar claro que ella «no sabía nada». Por su parte Lucía Carmona ha declarado que conoció a Paco Sanz en 2014 y, aunque por aquel entones no se habían visto en persona, le ayudó a recaudar el dinero para que pudiese ir a Estados Unidos a curarse.

Cuando comenzaron una relación en 2017, Paco abrió una cuenta bancaria en Valencia de la que Lucía era titular pero, según su relato, ella tan sólo la utilizó en cuatro ocasiones para transferirse 200 euros en cada operación, pero porque era dinero suyo.

A la salida de los juzgados ni Paco Sanz ni Lucía Carmona han hecho declaraciones, pero el letrado de ésta, Alberto Martín, ha insistido en que es «inocente» y solo han aceptado el acuerdo «para eliminar riesgos», por «responsabilidad».

Juicio por estafar a miles de personas
La Audiencia de Madrid juzga a Francisco José Sanz González de Martos por fingir en los medios la gravedad de su enfermedad y estafar 264.780 euros a miles de personas, entre ellas varios famosos, a las que pidió dinero para curarse. Junto a Paco Sanz está acusada su pareja, Lucía Carmona, para quien la Fiscalía pedía inicialmente tres años de cárcel por el mismo delito de estafa.

En 2009, se le diagnosticó al acusado el ‘Síndrome de Cowden’, una enfermedad de origen genético de las catalogadas como ‘raras’ y se le concedió la incapacidad absoluta para trabajar por enfermedad común siendo beneficiario de una pensión de 745,99 euros actualizable conforme al IPC abonándosele la misma en una cuenta bancaria abierta a su nombre en La Caixa.

Aprovechándose de su enfermedad, según el fiscal, urdió un plan para obtener un lucro patrimonial ilícito entre los años 2010 y febrero de 2017. Durante este tiempo hizo creer mediante el uso de redes sociales y medios de comunicación que su enfermedad revestía una gravedad mucho mayor que la que realmente tenía.

Bajo el pretexto de financiar el supuesto tratamiento, creó en 2010 la página web www.ayudapacosanz.com en la que exageraba los síntomas de su enfermedad, «afirmando que sufría un cáncer genético, o que le quedaban escasos meses de vida». En dicha página web, colgaba mensajes del tipo «me avergüenza pedir dinero».

Miles de afectados, entre ellos cantantes y deportistas
Entre los afectados que están citados a testificar en esta causa se encuentran el humorista José Mota, el presentador de televisión Jorge Javier Vázquez, el ex director general de Juventud de la Comunidad de Madrid y exjugador de waterpolo Pedro García Aguado, conocido por el programa televisivo «Hermano mayor», los actores Santi Rodríguez, Nacho Guerreros y David Muro, así como el chef Pedro Roca.

Otros perjudicados son un oncólogo y un dermatólogo, e igualmente está citado para testificar el escritor Alejandro Ruiz Hurtado, autor del libro Así cayó Paco Sanz.

Los cantantes Ramón Melendi y Charo Reina, los presentadores de televisión Risto Mejide y Dani Mateo, el «youtuber» Auronplay y el futbolista del Cádiz Álvaro Negredo, han renunciado a las testificales, sin perjuicio de las indemnizaciones y otros efectos de la sentencia que les pudiera corresponder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.