Argentina

NACION: El Gobierno analiza entregar vacunas contra el coronavirus a los gremios de trabajadores esenciales

La medida respondería al creciente reclamo de varios sindicatos de trabajadores que realizaron tareas en plena pandemia.

A raíz del creciente reclamo de varios sindicatos de trabajadores que realizaron tareas en plena pandemia para ser prioridad a la hora de recibir la inoculación contra el coronavirus, el Gobierno nacional analiza avanzar en esa posibilidad. Así, planean entregar lotes de vacunas directamente a sindicatos que los representan para que se encarguen de distribuirlas y aplicarlas a sus afiliados a través de sus obras sociales.

El ministro de Salud, Ginés González García, se refirió a este tema durante la reunión que mantuvo esta semana con autoridades de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), según consignó Agencia NA. Durante el encuentro, los gremialistas le habían solicitado que los empleados del sector sean incluidos en el plan de vacunación oficial con cierta prioridad. Sin embargo, no fueron el único sindicato en plantear esta inquietud.

El mismo pedido había sido planteado por otros gremios que no integran el sector del transporte pero que también cumplen tareas presenciales por ser esenciales. Así se había expresado el gremio el de empleados jerárquicos de la AFIP, mientras que se espera que en breve lo hagan también otros como el de trabajadores de Comercio, estatales de UPCN y los de la construcción de la UOCRA, entre otros.

Sobre cómo funcionaría la distribución de las dosis, Ginés González García había comentado a las autoridades de la CATT la iniciativa de girar directamente a los sindicatos las vacunas. De esta manera, a través de sus obras sociales se encargarían de organizar y concretar el proceso vacunación dentro de cada gremio. No obstante, esto podría generar desconfianza en los trabajadores, ya que no todos confían en así que se respetaría el orden de prioridad para recibir la inoculación.

Por otro lado, desde los sindicatos esperan que sea posible tener disponibles las vacunas para cuando ya se haya terminado la vacunación de la población de riesgo, es decir, mayores de 60 años con enfermedades preexistentes. Por eso, comenzaron las tratativas con el Gobierno, ya que esa etapa de la campaña de vacunación podría concluir en los próximos tres meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.