Deportes

HOCKEY SOBRE CESPED: Vicky Sauze, “El haber entrado un poco más tarde a la Selección me permitió valorarlo más”

Desde sus inicios en Tucumán, las preselecciones nacionales, su paso por River y el escalonado camino a Las Leonas, conocé la historia de la volante que nunca bajó los brazos para ganarse un lugar entre las mejores del país. Además, cuenta sus raíces ligadas con el deporte y cómo se prepara Argentina de cara a Tokio 2021.

Victoria Sauze Valdez es una de las hoy elegidas por Carlos Retegui para integrar el seleccionado nacional. El mismo que se está midiendo esta semana con India (ganaron 3-2 y 2-0 y hoy juegan de nuevo) en lo que representan los primeros amistosos internacionales luego del parate por la pandemia. Sí, es que tampoco hubo actividad oficial a nivel clubes, por lo que sólo un puñado de jugadoras argentinas tuvieron la oportunidad de volver a las canchas.

Victoria Sauze, la mediocampista que disfruta con la celeste y blanca (@seluppe -Sergio Peralta- Solo hockey)

Pero el camino para la volante de 29 años no fue nada sencillo… Durante su adolescencia viajó constantemente de Tucumán a Buenos Aires para quedar en Las Leoncitas aunque se volvía con las manos vacías en cuanto a listas definitivas, pero llenas de experiencias y aprendizajes de lo que significa el sacrificio de estar constantemente lejos de casa.

La decisión de venirse a jugar a Capital, el apoyo de su familia (todos deportistas, además), y el alto nivel que demostró con la selección tucumana y con el Millo fueron aspectos claves en su carrera para que a los 25 años definitivamente sea considerada para Las Leonas (pese a que en 2014 había integrado el plantel campeón de los Juegos Odesur). Desde el 2017 hasta el presente, Vicky disputó más de 50 partidos internacionales, entre los que obtuvo el Oro en los Panamericanos de Lima 2019 y forma parte de la elite del hockey argentino, patentada por la máxima entrega y compromiso, a toda hora y en todo momento.

Qué significa volver a vestir la camiseta nacional luego de casi 11 meses?

– Muy contenta. Ese sentimiento lindo de volver a preparar las cosas, la funda, el conjunto. Fue muy difícil entrenar tanto tiempo sin competencia, por eso estamos felices con estos partidos contra India, que son muy importantes ya que nos volvemos a medir con un rival internacional. Y además, porque no sabemos cuándo lo vamos a volver a hacer por lo que puede llegar a pasar… Así que hay que aprovecharlos a full.

¿Cómo trabajaron la postergación de Tokio y cómo lo hacen ahora, -que si bien hubo ratificación, hay mucha incertidumbre-?

-En un primer momento fue muy difícil, anímica y emocionalmente. Porque como equipo estábamos muy enfocadas, veníamos con un muy buen ritmo, con seguridad y estabilidad. Tuvimos una preparación muy dura, que no se pierde, pero es un proceso que tenés que volver a repetir… Y también porque faltaba muy poquito para algo que yo tenía mucha ilusión. Luego, lo pude ver como una oportunidad para seguir creciendo como jugadora y llegar mejor que en 2020. Eso me motivó y a diario siento que voy sumando cosas. Si bien todavía hay cierta inseguridad, nosotras tenemos la cabeza en que los Juegos se van a disputar y nos estamos preparando para eso. El equipo está metido, nunca perdimos el foco y la energía.

Cómo fue entrar a Las Leonas a los 25 años?

-Ingresé al seleccionado un poco más tarde de la edad promedio. De hecho, lo hice con un grupo de chicas de 19-20, que es cuando salen del Mundial Junior y, por lo general, es el puente para la mayor. Que esa competencia se haga cada cuatro años es una falla porque se pierden varias camadas que quedaron sin posibilidad de disputar uno. Recuerdo que a fines del 2016 (después de Río) me llamó Gabriel Minadeo, que me vio en el Torneo Argentino (donde fue nombrada mejor jugadora) y me dio la oportunidad.

El haber entrado un poco más tarde a la Selección me permitió tener otras experiencias, conocer otra forma de vida, como avanzar en una carrera universitaria (contadora, a pocas materias de recibirse) y trabajar. No me arrepiento de nada, al contrario, soy una agradecida. Siento que llego más madura, valorando un montón de cosas que quizás cuando sos chica no te das cuenta. Eso me potenció. Ser más consciente de donde estoy y lo que me costó llegar.

La volante que valora cada minuto en la Selección  (Foto: @seluppe -Sergio Peralta- Solo hockey)

Cuándo comenzaste con las preselecciones?

-Desde muy chica estuve en el combinado tucumano pero a partir de los 15,16 ya viajaba hacia el Cenard para concentraciones nacionales en vistas del Mundial juvenil. No se me dio la oportunidad pero a los 21 me vine a vivir a Buenos Aires, a jugar en River, y al año siguiente se me abrieron las puertas.

Por qué crees que no se te dio en aquel momento?

-Un poco de todo. Para la jugadora del interior es mucho más difícil poder ser vista. No sólo tenés que rendir sino que también sobresalir en un entrenamiento con 60 chicas más. Era una desventaja tener el cansancio del viaje, no dormir en tu cama, el estar lejos de casa… Y tampoco tenía la experiencia de haber jugado en el mejor hockey del país, como tal vez la tengo ahora, luego de ocho años en el Metro.

Habrás tenido el apoyo de tu familia, ya que todos son deportistas… ¿No?

-Sí, siempre. Mi papá (Ricardo) es ex Puma, mi mamá (Romy) con 55 años sigue jugando al hockey en la ‘C’ del club, y mi hermano (Ricardo), con la ovalada y el nombre como mi viejo, todos en Tucumán Rugby. Es un plus porque siempre me ayudan y me asesoran, es muy lindo compartirlo con ellos. En vacaciones nos juntamos y hacemos planes siempre que tengan que ver con el deporte, es muy divertido (risas). En cuarentena, por ejemplo, -que por suerte la pasé allá- hemos jugado mucho al paddle. Siempre me acompañan y están presentes, soy una afortunada en eso también.

De tal palo tal astilla. La familia Sauze unida por el deporte (foto La Gaceta)

Qué es River para vos?

-Mi segunda casa. Desde el momento que llegué, el club me recibió con la mejor. Era un grupo espectacular, me sentí muy cómoda y eso fue también lo que me hizo tener ganas de ir quedándome (porque tenía pensado venir solo por un año, y al final fueron ocho jaja). Desde dirigentes, entrenadores y hasta jugadoras, sé que puedo contar con todos para lo que necesite. Haber salido campeona con las Vikingas fue un sueño cumplido.

No pensaste en irte a jugar al exterior?

-Es algo que tengo pendiente, tengo muchas ganas y lo quiero hacer, pero este año ni se me cruzó por la cabeza porque tengo muy claros mis objetivos y para eso tengo que estar acá.

Vicky brilla en las Vikingas desde hace ocho años (Foto El Más Grande)

Sueños?

-El Oro olímpico. Voy a hacer todo lo posible.

 

Fuente: Olé

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.