Deportes

VELA: El Luna Rossa vuela y retará al Ineos en la final de la Copa Prada

El barco italiano, tras un sábado perfecto, suma dos nuevos triunfos y sentencia la semifinal (4-0) ante un American Magic que dice adiós al sueño de la Copa América.

Pim pam. El Luna Rossa ya es finalista de la Copa Prada. Tras un sábado perfecto, el barco italiano volvió a volar en Auckland y, gracias a sus dos nuevos triunfos, sentencia una semifinal en la que el American Magic apenas presentó oposición. El ‘Patriot’ fue inferior y dice adiós a su sueño de la Copa América. El Luna Rossa será, tras vencer por un 4-0, el rival, a partir del 13 de febrero, del Ineos UK Team de Sir Ben Ainslie en una final que se disputará al mejor de 13 carreras y que determinará qué barco lucha en marzo ante el Emirates New Zealand para ser el campeón de la 36ª Copa América.

La de este sábado ha sido una jornada plácida (con un viento estable del nordeste de entre 12 y 16 nudos) para un Luna Rossa que no ha dado ni una sola opción al American Magic de presentar batalla. El barco italiano liderado por Francesco Bruni y James Spithill fue más rápido y seguro que el ‘Patriot’ y apenas sufrió. Tras el 2-0 del pasado viernes, a los estadounidenses no les quedaba otra que arriesgar e intentar ganar, como mínimo, una de las dos carreras de este sábado para seguir vivo en la semifinal, pero fue misión imposible. Los problemas siguieron siendo una constante y el Luna Rossa volvió a ser el absoluto dominador. La primera carrera llegó a tener algo de emoción porque mientras que los italianos eran más rápidos con el viento en contra y los americanos parecían más cómodos con el viento a favor. Pero ni así logró el ‘Patriot’ ir por delante en ninguna manga y el 3-0 lo sumó el Luna Rossa tras cruzar la meta con 35 segundos de ventaja. Y la cuarta carrera fue un paseo para los italianos. Ya desde el inicio, el American Magic no se encontró bien, tomó malas decisiones y navegó por zonas con viento sucio y cada trasluchada era un suplicio. En la tercera puerta, la distancia entre ambos ya era de dos minutos y 42 segundos y al final se cruzó la meta con una diferencia de tres minutos y 51 segundos. Es cierto que la sensación que le puede quedar a los americanos es que volver a competir tras el accidente que sufrieron en las Round Robins es un ‘triunfo’, pero una vez de vuelta al agua se topó con la realidad de que era muy inferior a su rival.

“Ahora a por los chicos del Ineos”, comentó Jame Spithill tras cruzar la línea de meta en la cuarta carrera y es que ahora todas las miradas están puestas ya en la final de esta Copa Prada. Se medirán dos barcos europeos y Ben Ainslie, del Ineos, lo tiene claro: “Nuestra atención está en la final de dentro de dos semanas. El Luna Rossa es un gran equipo y han hecho un trabajo fantástico. Será emocionante”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *