Ciencia y Tecnología

La explicación científica a por qué los wombats hacen caca cúbica

Se trata de la única especie capaz de producir cubos de forma orgánica.

En 2015, Patricia Yang, del Instituto de Tecnología de Georgia, presentó un modelo matemático para predecir la forma de las deposiciones de los animales. Durante una conferencia de presentación, un asistente le preguntó que si su teoría también funcionaba para los wombats. Yang nunca había visto excrementos de wombat, unos marsupiales rechonchos y peludos de un metro de largo, patas cortas y nativos de Australia. Cuando buscó fotos en internet se topó de bruces con la realidad: eran cubos. Y además la ciencia no tenía ni idea de cómo se estaban produciendo. Ahora, un lustro después, Yang cree tener la respuesta al misterio de la caca cúbica de wombat. Sus conclusiones acaban de publicarse en la revista « Soft matter».

Para saber qué estaba ocurriendo en el interior del wombat, Yang y su supervisor de laboratorio en Georgia Tech, el ingeniero biomecánico David Hu, examinaron el intestino disecado del marsupial. Así es como pudieron observar que las heces empiezan siendo una masa informe y alargada al principio del recorrido intestinal, pero que acaba convertida en cubos antes de salir por el ano, que aunque pueda parecer extraño, es tan redondo como el de cualquier otra especie. ¿Qué pasaba entonces?

Caca cúbica de wombat

El secreto está en el intestino
Resulta que el truco está en el intestino: los investigadores utilizaron dos nuevas disecciones de órgano de wombat y reformados modelos matemáticos para recrear qué ocurre en las «tuberías» del wombat, que es inusualmente largo: hasta nueve metros de longitud. Es incluso más largo que el intestino humano, que llega hasta los siete metros. Y hay que recordar que estas criaturas apenas miden un metro, por lo que tardan diez veces más en absorber todos los nutrientes y el agua de su comida. Así es como una sola digestión wombat puede durar hasta 15 días.

Como resultado, las heces de estos marsupiales son casi dos veces más secas que las de los humanos. Aunque esto nos pueda sonar a estreñimiento, en realidad a los wombats les ayuda a sobrevivir a las sequías de la selva australiana. Y según Yang también les permite «concretar» la forma de sus heces y hacerlas cúbicas.

Usando un globo para inflar ciertas partes del intestino, los investigadores notaron niveles variables de grosor y rigidez en algunos tejidos y músculos. En la práctica, esto significa que partes de la circunferencia del intestino se contraían de manera diferente que el resto debido al diferente grosor de los músculos. Las partes apretadas se contraían rápidamente, empujando la caca con más fuerza y creando caras lisas; mientras que las partes menos rígidas se contraían más lentamente, moldeando las esquinas.

Un centenar de cacas cúbicas a diario
Al crear un modelo simple del intestino, los autores encontraron esquinas formadas en menos de 10 ciclos de contracción. Es decir, un cubo en menos de diez «empujones» de intestino. «Con las contracciones que ocurren cada par de segundos en el intestino de un wombat, en cinco días las heces habrán experimentado 100.000 contracciones», escribe el equipo en el estudio.

Intestinos de wombat llenos de heces desde el principio del intestino (arriba) hasta el final (abajo)

Intestinos de wombat llenos de heces desde el principio del intestino (arriba) hasta el final (abajo)

Según explican los investigadores, una cantidad suficiente de estas contracciones podría formar una serie de varios cubos al final del intestino del wombat cuando la caca está más seca (esto también explicaría en parte que este animal excrete unos cien cubos diarios). De hecho, las disecciones muestran que los cubos se forman solo en el último 17% del intestino. «Es casi como hornear un pastel -explica Hu-. La masa comienza húmeda y sin forma, secándose con el tiempo a medida que se calienta en el horno. A medida que choca contra el borde del molde para pasteles, comienza a formar esquinas y superficies planas. La mayor parte de la solidificación ocurre justo al final».

¿Y por qué cacas cúbicas?
Pero aunque se haya desvelado el mecanismo biológico, ¿cuál es la razón de que sea la única especie que ha evolucionado hacia las cacas en forma de cubo? Los wombats no tienen una gran vista, por lo que muchas veces usan sus excrementos para comunicarse entre sí, dejando sus «regalos» en rocas, troncos y otros lugares elevados para que su mensaje sea más visible. Entonces, la forma cuadrada podría ayudar a apilar con más éxito sus «mensajes». Hay otra hipótesis que afirma que la estructura cúbica de las heces permite una mayor superficie para aumentar la dispersión del olor del animal, lo que puede transmitir mensajes sociales o estado reproductivo.

También hay investigadores que piensan que los cubos solo son una consecuencia inesperada de la deshidratación a la que las heces están sometidas en el intestino, ya que en cautividad, donde tienen una dieta más rica en agua, la caca de wombat está mucho menos definida. Es por ello que el misterio de las deposiciones wombat continúa. De momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.