Argentina

El Gobierno reglamentó el impuesto a la riqueza y entrará en vigencia a partir de hoy

El pago de un gravamen único alcanzará a 12 mil contribuyentes y esperan recaudar 300 millones de pesos para morigerar el impacto de la pandemia.

A pocos días de cumplirse dos meses de su aprobación en el Congreso y en medio de críticas de legisladores oficialistas por la demora, el Gobierno nacional reglamentó este viernes la Ley de «Aporte Solidario y Extraordinario para Ayudar a Morigerar los Efectos de la Pandemia». De este modo, el nuevo impuesto a la riqueza entrará en vigencia a partir de hoy y alcanzará a 12 mil contribuyentes en todo el país.

La reglamentación de la Ley 27.605 fue oficializada a través del Decreto 42/2021 publicado este viernes en el Boletín Oficial y contempla un tributo por única vez a toda persona física cuyo patrimonio supere los 200 millones de pesos . La iniciativa, impulsada por los parlamentarios oficialistas Máximo Kirchner y Carlos Heller, prevé recaudar alrededor de 300 millones de pesos que se destinarán a morigerar el impacto que produjo la pandemia del coronavirus.

El documento oficial que lleva la firma del presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y el ministro de Economía, Martín Guzmán, autoriza en su artículo 9 a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) a realizar una serie de tareas. Así, el ente autárquico que dirige Mercedes Marcó del Pont deberá «instrumentar regímenes de información a los fines de recabar los datos que estime pertinentes para la oportuna detección de las operaciones que puedan configurar un ardid evasivo o estén destinadas a la elusión del pago del aporte».

Cuánto deben pagar los aportantes
El artículo 4 de la Ley 27.605 indica que los contribuyentes cuyo patrimonio supere los 300 millones de pesos deberán abonar una alícuota del 2% sobre el valor total de los bienes. En el caso de que el acervo tenga un valor de entre $300 y $400 millones se paga una tasa del 2,25% Continuando el esquema, los propietarios de bienes cuyo valor sea entre $400 y $600 millones deberán abonar al fisco un 2,50%, mientras que los patrimonios que rondan entre $600 y $800 millones tienen un pago del 2,75%.

En el caso de los bienes con un valor total de entre $800 y $1.500 millones deberán pagar el 3%; los patrimonios declarados por más de $1.500 millones y menos de $3.000 millones de tendrán una tasa del 3,25 % y, por último, en los casos en que los bienes totales declarados superen un valor de $3.000 millones se debe abonar al Estado un 3,50% sobre el monto total.

Destino de fondos
Si bien el destino principal de lo recaudado por el Estado será a fin de morigerar el impacto del coronavirus, la norma detalla los pormenores sobre la distribución de fondos. Un 20% se usará para «la compra y/o elaboración de equipamiento médico, elementos de protección, medicamentos, vacunas y todo otro insumo crítico para la prevención y asistencia sanitaria» . Otro porcentaje similar será destinado a subsidios a las micro, pequeñas y medianas empresas y normas complementarias, con el principal objetivo de «sostener el empleo y las remuneraciones de sus trabajadores».

El monto mayor a distribuir será del 25% y tendrá como fin «solventar programas y proyectos que apruebe la Secretaría de Energía de la Nación, de exploración, desarrollo y producción de gas natural, actividad que resulta de interés público nacional». Otro 20% se destinará al programa integral de becas Progresar, mientras que el 15% restante recaerá en el Fondo de Integración Socio Urbana (FISU), enfocado en la «mejora de la salud y de las condiciones habitacionales de los habitantes de los barrios populares».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *