Turismo

Israel avanza en su recuperación turística blindándose ante el virus

El aeropuerto internacional de Ben Gurión en Israel ha cerrado esta noche al público por un plazo de seis días, durante los cuales estará interrumpido el tráfico aéreo con el fin de evitar la entrada al país de pacientes portadores de nuevas cepas de coronavirus. Además, más de dos millones y medio de israelíes ya han recibido la primera dosis de la vacuna de Pfizer, mientras que a más de un millón también se les ha inyectado la segunda. Estas cifras mantienen a Israel, con unos nueve millones de habitantes, como líder en porcentaje de población inoculada, lo que le permite reforzar su posicionamiento de cara a su próxima recuperación turística.

En el evento de KPMG y El País celebrado la pasada semana, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo en Retos que plantean los fondos europeos al sector turístico español, Ramón Aragonés, CEO de NH Hotel Group, subrayó “las mayores posibilidades de desarrollo de un país como Israel, que puede estar ante un año turístico esplendoroso porque lo está haciendo muy bien con su proceso de vacunación”.

“Israel está haciendo sus deberes en vacunación para el verano y nosotros aquí aún estamos pensando cómo empezar”, según reconoció el presidente de Iberia, Javier Sánchez-Prieto, en el evento organizado por KPMG y El País

A ello se suman los análisis preliminares que han arrojado resultados alentadores sobre la efectividad de la vacuna, incluyendo un informe de uno de los principales proveedores de servicios de salud que ha detallado que de 128.600 personas que recibieron la segunda dosis hace más de una semana, tan sólo 20 contrajeron coronavirus (0,015%).

Sin embargo el cierre del aeropuerto se produce mientras aumenta la preocupación en el país por la veloz propagación de variantes de coronavirus procedentes del extranjero, principalmente la cepa británica, que según información difundida por el Ministerio de Sanidad representaría ya casi el 50% de los poco más de 70.000 casos activos.

La medida, aprobada este domingo por el Ejecutivo y que se extenderá hasta la medianoche del domingo 31 de enero, prevé una serie de excepciones que incluyen vuelos de carga o viajes por motivos médicos y para asistir a procedimientos judiciales o funerales de familiares cercanos.

El confinamiento general que rige desde fines de diciembre ha comenzado a bajar las cifras de contagios en los últimos días y, aunque actualmente está previsto que se extienda hasta el próximo domingo, oficiales de Sanidad han recomendado al primer ministro prolongarlo al menos una semana más.

Balance de 2020
Israel ha cerrado el atípico 2020 con una caída del 81,3% en las llegadas de turistas hasta situarse en 850.000, debido al cierre de fronteras por la pandemia. En condiciones normales el país se preparaba para volver a obtener cifras históricas en materia turística, como demuestran los más de 4,5 millones de visitantes de 2019, de los que 109.000 eran españoles.

Para la ministra de Turismo, Orit Farkash-Hacohen, “debemos aprovechar este año para reforzar y construir infraestructuras y programas que fortalezcan la industria turística para el momento en el que pueda reabrir. Este año, a pesar de las dificultades, hemos implementado planes importantes para ayudar al sector, como el esquema de las islas verdes, una subvención de 300 millones de NIS para hoteleros (más de 75 millones de euros), o el programa de visitas con guías autorizados, entre otros”.

Aunque por ahora el país permanece cerrado, la rapidez con la que Israel está llevando a cabo su plan de vacunación incidirá en la fecha de apertura de las fronteras, que todavía se desconoce aunque empiezan a barajarse fechas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *