Empresarial

Cierra la cadena británica Debenhams y despedirá a sus 12.000 empleados

La emblemática cadena británica de grandes almacenes cerrará definitivamente sus puertas una vez liquidadas todos sus productos. El grupo textil Boohoo adquirirá por u$s75 millones la marca y su negocio en Internet, incluidos «los datos sobre los clientes».

La emblemática cadena británica de grandes almacenes Debenhams, en suspensión de pagos desde el pasado abril, cerrará definitivamente sus puertas una vez liquidados todos sus productos y, según una fuente cercana al dosier, despedirá a sus casi 12.000 empleados.

La pandemia de coronavirus y los múltiples confinamientos y restricciones al comercio impuestos para combatirla aceleraron el colapso de esta institución comercial británica, que antes de la crisis sanitaria ya se enfrentaba a dificultades financieras debido al auge del comercio en línea y los cambios en los patrones de consumo, simbolizando la crisis de las tiendas físicas en Reino Unido.

Con la desaparición de esta cadena, cuyos orígenes se remontan a finales del siglo XVIII, se cerrará una página de la historia del comercio británico.

«Debenhams es un negocio con una larga historia y es uno de los más conocidos en el Reino Unido en el campo de la moda y la belleza» con «unos 300 millones de visitas al año a su web», señaló el grupo textil Boohoo, que adquirirá por 55 millones de libras (75 millones de dólares, 62 millones de euros) la marca y su negocio en internet, incluidos «los datos sobre los clientes».

Sin embargo, el resto, sus casi 125 tiendas, están destinadas a desaparecer, cuando termine «la liquidación de las existencias» que «va a continuar durante varias semanas» y cuyos «ingresos se destinarán a los acreedores», informaron los administradores de Debenhams en un comunicado.

Una fuente cercana al dosier precisó que los comercios reabrirán una vez terminado el tercer confinamiento en que se encuentra actualmente le Reino Unido, pero cerrarán definitivamente una vez vendidas sus reservas despidiendo a sus cerca de 12.000 empleados.

«Claramente, esto es un revés para la gente que ha estado esperando noticias sobre su futuro», dijo la ministra de Trabajo y Pensiones, Therese Coffey, a la radio BBC, asegurando que su ministerio estará «ahí para ayudar a la gente en este momento difícil».

La cadena de grandes almacenes se había declarado en quiebra en abril y anunció en diciembre que iniciaría un proceso de liquidación tras fracasar las conversaciones para una adquisición por parte de la cadena de artículos deportivos JD Sports.

Debenhams era una de las últimas cadenas de grandes almacenes que seguían en activo tras una serie de quiebras en los últimos años en el Reino Unido, entre ellas BHS y House of Fraser.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *