Deportes

VELA: El Ineos UK Team vence y es el primer finalista de la Copa Prada

El barco británico superó al Luna Rossa en una carrera trepidante por 33 segundos. La velocidad llegó a los 50 nudos. Los italianos van a la repesca ante el American Magic.

La Copa Prada ya tiene finalista: el Ineos UK Team de Sir Ben Ainslie demostró su buen momento y superó al Luna Rossa en un duelo trepidante, el mejor hasta el momento, y que dejó hasta nueve cambios de líder y velocidades de hasta 50 nudos. El barco británico estuvo más acertado en momentos clave y venció por 33 segundos. Con un pleno de triunfos (seis de seis, contando también el punto de la carrera fantasma) da un paso vital para intentar retar en la 36ª Copa América al Emirates Team New Zealand. En cuanto al Luna Rossa, ahora deberá disputar la semifinal (o repesca) ante el American Magic a partir del día 29.

Los nervios no tardaron en hacerse notar en Auckland y es que el inicio de la carrera se demoró más de una hora porque, primero, el Comité de Regatas no conseguía establecer un terreno de juego en condiciones debido a un viento inestable de entre 10 y 20 nudos de intensidad y, después, el patrón del equipo británico, Ben Ainslie, solicitó un retraso de 15 minutos por culpa de un problema con el cunningham, un control de la vela mayor. Tras ello y ya con el Ineos UK Team y el Luna Rossa preparados, se inició una Round Robin emocionante porque los italianos no tenían margen para el error. Para la salida, los dos barcos apostaron por iniciar el primer tramo contra el viento, por la baliza izquierda, y las siguientes tomas de decisiones y maniobras parecieron favorecer al Ineos porque logró ponerse por delante. Aunque, ya en la puerta 3, el Luna Rossa consiguió la ventaja al navegar a barlovento y obtuvo 19 segundos de margen. Los cruces por las siguientes balizas fueron historia, con intensas trasluchadas, que dejaron un sprint final sin un líder claro. Fue ahí cuando el Ineos supo dirigir mejor su barco a babor para encontrar la racha de viento ganadora y, pese a que el Luna Rossa protestó porque consideró que el barco inglés la había obligado a cambiar de rumbo (los árbitros no la atendieron), logró navegar más rápido, proclamarse ganador y levantar el trofeo PRADA Christmas Race, que no se otorgó en diciembre porque las carreras no se disputaron por la falta de viento.

Tras la carrera, Sir Ben Ainslie, patrón del Ineos UK Team, comentó que «la carrera fue para los fanáticos, bastante impresionante con muchos cambios de liderazgo y damos mucho mérito al Luna Rossa porque presionaron duro. Los muchachos hicieron un trabajo increíble llevándonos por la pista de una pieza y obteniendo la victoria». Ahora el barco británico disfrutará de tres semanas libres, sin competición, tras decidir no disputar la carrera de este domingo y empezarán a desarrollar su barco y a prepararse para la final. Ainslie ya tiene lo que buscaba: tiempo. Por otro lado, el Luna Rossa volverá a competir en seis días en la semifinal contra el American Magic. Jimmy Spithill, timonel del barco italiano, explicó que «hicimos un buen esfuerzo y felicitamos al Ineos. No obtuvimos el resultado que queríamos, pero hemos aprendido mucho». Por último, y sobre la protesta que realizaron durante la carrera, apostilló que «los dos estábamos navegando a 45 nudos y tuvimos que evitar al ‘Britannia’ así que me sorprendió un poco que pensaran que no estaba lo suficientemente cerca».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *