Mundo

RUSIA: Masivo apoyo a Navalny y miles de detenidos

Protestas en todo el país, pero la policía arremete.

MOSCU,  Numerosas manifestaciones masivas registraron hoy en protesta por el arresto de Alexei Navalny, el crítico más prominente del presidente ruso, Vladimir Putin, y la respuesta fue miles de apresados por la policía.

El clamor fue especialmente resonante en Moscú y en San Petersburgo, donde se registraron cifras que impactan: al menos 40.000 personas, según algunas estimaciones, se reunieron en la capital.

También hubo muchas detenciones, más de 3.400 en todo el país, según la ONG OVD-Info.

En Moscú hubo enfrentamientos, incluso violentos, entre la policía antidisturbios y los manifestantes.

El día comenzó con la primera evidencia de desobediencia en el Lejano Oriente ruso: Vladivostok, Khabarovsk, Chita, Novosibirsk, Irkutsk e incluso Yakutsk, donde el termómetro marcaba menos 50 grados.

Las grandes ciudades siberianas quisieron dar el presente.

Luego fue el momento de los «pesos pesados» de la Rusia europea, comenzando por Ekaterimburgo, donde miles de personas acudieron en masa a la orilla del río. Finalmente Moscú.
Pushkinskaya, en el corazón de la ciudad, se llenó de gente, joven aunque no sólo, que decidió desafiar a las autoridades para pedir la liberación de Navalny.

«Rusia sin Putin» y «Putin ladrón» eran los lemas más populares, pero la policía respondió de inmediato y detuvo gente, mientras la multitud gritaba «¡fascistas!».

Incluso un adolescente de 14 años, al que un policía le llevó a los camiones, pagó el precio.

Las imágenes causaron revuelo y fueron criticadas por activistas de derechos humanos, quienes luego aseguraron que el chico fue devuelto a sus padres.

En la plaza también aparecieron dos emuladores de Jack Angeli, el «vikingo» del Capitolio, con banderas de Estados Unidos y un sombrero con cuernos.

En Pushkinskaya también apareció la esposa de Navalny, Yulia, pero pronto terminó a bordo de una camioneta de la policía, desde donde se tomó una selfie y anunció que la habían detenido (la liberaron por la noche).

La policía acordonó la plaza y muchos manifestantes se dirigieron a otra parte, a lo largo de la central Tverskaya, recibiendo el aliento de los automovilistas.

Un grupo fue a la sede de los servicios de seguridad, el FSB encabezado por el propio Putin, y otro se enfrentó severamente con la policía en la esquina de Petrovka y Strastnoy Boulevard.

La Comisión Investigadora ha puesto en marcha así una pre-investigación «sobre la agresión» a la policía, que podría costarle mucho dinero a los imputados.

También San Petersburgo no se quedó atrás, pues la «segunda capital» se llenó de gente en Nevsky Prospect, bloqueando efectivamente el tráfico.

Tres generaciones se encontraron en la calle: abuelos, hijos y nietos.
Sasha, de 18 años, resumió su enojo en una frase: «Desde que nací ahí está Putin, ya es suficiente».

También hubo gente en la ciudad de Mar Negro, donde se encuentra el supuesto «palacio secreto» de Putin.
«¡Escobillas de baño iguales para todos!», gritaban,en referencia a una «videoinvestigación» de Navalny, según la cual en la propiedad de Putin hay fregonas que cuestan 1.000 euros cada una.

También anunciaron que el próximo fin de semana se organizarán más protestas.

Así lo aseguró uno de los «coroneles» de Navalny, Leonid Volkov.
«Alexei debe ser liberado de inmediato», completó.

La cancillería italiana expresó preocupación por lo sucedido en Rusia.

«Seguimos exigiendo la liberación inmediata de Navalny y esperamos que se respeten sus derechos», dijo el ministerio de Asuntos Exteriores de Italia.

Europa se hizo eco de ese pronunciamiento, a través del Alto Representante de la UE, Josep Borell, y del Comisario de Economía, Paolo Gentiloni.

El lunes, en el Consejo Europeo, se decidirán eventuales sanciones a Moscú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *