Argentina

NACION: Una familia necesitó $54.208 en diciembre para no ser pobre, según el INDEC

Los precios de la canasta básica subieron muy por encima de la inflación, de acuerdo a los datos del organismo oficial.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) informó este jueves que la canasta básica alimentaria y total aumentaron 5,1% y 4,7% respectivamente en diciembre de 2020. Además, también indicaron que tuvieron un aumento del 45,5% y 39,1% en comparación al mismo mes del año pasado. Estos datos demuestran que los precios subieron muy por encima de la inflación, que fue del 36,1% en ese mismo mes.

Según detalla el informe, una familia de cuatro integrantes necesitó $54.208 para no caer bajo la línea de pobreza; y $22.681 para superar la indigencia.”Durante diciembre de 2020, la variación mensual de la canasta básica alimentaria (CBA) con respecto a noviembre de 2020 fue de 5,1%”, expresa el texto. Al mismo tiempo, señalan que “la variación de la canasta básica total (CBT) fue de 4,7%”.

En el caso de una familia de tres integrantes, se necesitaron $18.057 en diciembre de 2020 para no ser indigente; mientras que fueron $43.156 los ingresos totales para no caer en la pobreza. En cambio, para una familia de cuatro integrantes, fueron $22.681 para no ser indigente y $54.203 para no ser pobre. Por último, el INDEC detalló que para una familia de cinco integrantes, se requirieron $23.855 para no caer en la indigencia y $57.014 para no caer en la pobreza.

El organismo nacional había calculado una inflación del 36,1% en diciembre de 2020, por lo que los datos de la canasta básica total y alimentaria la superaron ampliamente. Además, cabe recordar que la inflación cerró el 2020 con una suba mensual del 4 por ciento, y con un acumulado del 36,1 por ciento en todo el año. Los alimentos fueron los que más influyeron en la variación de precios en diciembre.

En los últimos 12 meses, las principales subas de precios se pudieron observar en rubros como: prendas de vestir y calzado (60 por ciento), recreación y cultura (48%), y en alimentos y bebidas (42,1 por ciento). En tanto, según expresa el informe, la CBA se determina teniendo en cuenta requerimientos normativos kilo calóricos y proteicos imprescindibles para un adulto equivalente, mientras que la CBT incorpora bienes y servicios no alimentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *