Argentina

NACION: A seis años de la muerte de Alberto Nisman continúa la duda: ¿Suicidio u homicidio?

El fiscal federal Eduardo Taiano trabaja sobre una serie de llamadas registradas en los días previos para dar cuenta de los autores materiales e intelectuales.

El 18 de enero de 2015 el fiscal Alberto Nisman fue hallado sin vida en su departamento de la torre Le Parc, en Puerto Madero. El trágico episodio se desató un día antes de que se presente ante el Congreso para exponer sobre su denuncia contra la presidenta en función, Cristina Kirchner, y funcionarios de su gobierno por encubrimiento en la causa AMIA. A seis años de su muerte aún se investiga si se trató de homicidio o suicidio.

A partir del momento del hallazgo del cadáver, que generó movimientos sísmicos en la opinión pública, se abrieron varias hipótesis, que se resumieron básicamente en la teoría del suicidio (ya sea voluntario o inducido) y la del asesinato político, sostenido entre otros por la ex mujer Sandra Arroyo Salgado, precisó NA. Inicialmente el hecho fue investigado como «muerte dudosa», aunque la fiscal Viviana Fein informó que el disparo había sido efectuado «a una distancia no mayor a un centímetro», lo cual la acercaba a la pista del suicidio

El 20 de mayo del 2016 se realizó una pericia por parte del Cuerpo Médico Forense y la Policía Federal que concluyó que «ninguna de las observaciones contenidas en los aspectos médico-legales del informe técnico elaborado por la querella, en forma individual o en conjunto, indican con certeza pericial médico legal que se haya tratado de un hecho homicida». A su vez, dictaminó que «en su muerte no habían participado terceras personas», pese a que en las manos del cuerpo sin vida de Nisman no habían encontrado restos de pólvora.

Otro informe clave
Desde entonces, la Justicia centra su visión en la hipótesis que habla de un crimen y que tomó aún más fuerza en 2017 cuando Gendarmería Nacional dictaminó que a Nisman lo mataron. Tras este informe fue procesado por homicidio el perito Diego Lagomarsino, quien le facilitó al fiscal el arma a través de la cual se dispararon los proyectiles que le quitaron la vida. Sin embargo, el propio Lagomarsino se declaró -y aún lo hace- inocente y aduce que le entregó la pistola Bersa calibre 22 pero que fue por pedido expreso del propio Nisman, quien buscaba protegerse ante el presunto ataque de “algún loquito”.

Luego de la definición de Gendarmeria, la causa dio un vuelco y en los últimos años la Justicia trabaja sobre una serie de llamadas de personas relacionadas a los servicios de inteligencia, funcionarios políticos y miembros de las fuerzas de seguridad. El fiscal federal Eduardo Taiano, a cargo de la causa, determinó en un primer informe que previo a la muerte de Nisman hubo un incremento de llamadas y busca entrecruzar estos registros para lograr dar con los autores materiales de un hecho que causó estupor en la sociedad argentina.

«Fue un suicidio»
Desde que se encontró el cuerpo hasta el día de hoy corrió mucha agua debajo del puente y algunas figuras destacadas y cercanas a la investigación cambiaron de visión sobre lo sucedido hace seis años. Uno de ellos fue el presidente Alberto Fernández, quién en un principio respaldó la hipótesis de un crimen pero en los últimos días señaló que fue un suicidio.

«Como la Justicia va cambiando de acuerdo al momento político, llega un momento donde uno no sabe a quién creerle, el ciudadano común no sabe a quién creerle. En el caso Nisman, yo estoy convencido de que fue un suicidio; después de dudarlo mucho, no voy a mentir, después de dudarlo mucho», opinó el pasado 31 de diciembre.

Sin embargo no fue la primera vez que Alberto Fernández se refiere a la muerte del por entonces fiscal a cargo de la Unidad AMIA. Y es que en el documental del británico Justin Webster que analiza el deceso Alberto Nisman para Netflix, ya había manifestado su parecer al respecto, donde expresó que “hasta hoy las pruebas acumuladas no dan lugar a pensar en que hubo un asesinato”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *