Argentina

CORDOBA: Robo, abuso sexual y supuesto suicidio en Alta Gracia

Hace poco menos de una semana delincuentes entraron en la casa de una mujer, la maniataron, le robaron y uno de ellos la abusó sexualmente. Días después, uno de ellos apareció muerto en su domicilio con un disparo en la cabeza, aparentemente producto de un suicidio.

El hecho ocurrió el miércoles 6 de Enero en el barrio La Perla, en la localidad de Alta Gracia. Allí, alrededor de las tres de la mañana, tres hombres irrumpieron en el domicilio de una mujer de unos 30 años, quien se encontraba sola.

Los tres delincuentes entraron a punta de pistola, ataron de pies y manos a la mujer y comenzaron a buscar objetos de valor en la casa para robar.

Sin embargo, probablemente el momento más crítico se dio cuando uno de los hombres la ve a la mujer en situación vulnerable e intenta cometer un hecho de violación. La mujer comenzó a gritar ya que era su única forma de defenderse, el hombre la amordazó y la abusó sexualmente.

Finalmente cargaron todos los objetos robados, entre ellos un televisor inteligente, y se dan a la fuga. Horas más tarde el padre de la mujer llama a la policía, quienes llegaron al domicilio y tomaron la denuncia con la descripción que dio la mujer sobre los delincuentes.

La policía pudo rastrear a los delincuentes gracias al GPS de ese televisor inteligente que se robaron los delincuentes. Es así que los uniformados llegaron al barrio Villa El Libertador al domicilio que les indicó el GPS y al encontrarse con la persona del domicilio esta les dice que el televisor se lo había vendido Juan José Quinteros, amigo de él y uno de los autores del ilícito.

Mientras la policía preparaba la orden de allanamiento para el domicilio de Quinteros, ingresó un llamado al 101 de que alguien había escuchado un disparo en la misma dirección donde estaban por allanar.

Al concurrir al domicilio, nadie respondía al llamado en la puerta, por lo cual rompen la puerta y se encuentran con el cuerpo sin vida de Quinteros con un disparo de bala en la sien derecha. Aparentemente se habría tratado de un suicidio, quizás producido debido a que sabía que la policía le seguía el rastro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *