Empresarial

Los dueños de los cines Village reestructuran deuda de USD1.300 M

La cadena mexicana Cinépolis sufre los efectos de tener sus salas cerradas hace más de diez meses. La industria emplea a 5.000 personas en el país.

Lo que arrancó como una película de aventuras en octubre de 2019, la llegada al país de la cadena de cines mexicana Cinépolis se está transformando en un film dramático.

Unos meses antes del principio de la pandemia, la compañía creada por el mexicano por Enrique Ramírez Miguel en 1971 tomó el control de los nueve complejos Village de Recoleta, Pilar, Caballito, Avellaneda, Merlo, Rosario, Neuquén y los dos ubicados en Mendoza, que por años estuvo en manos del empresario Eduardo Novillo Astrada.

Pero el aislamiento fue un golpe letal para los cines en todo el mundo. En principio, si lo contagios no se disparan (algo poco probable hoy), los complejos podrían volver a habilitarse con un aforo muy reducido en febrero. En el mejor de los casos, se cumplirán casi once meses desde su cierre el 19 de marzo.

La situación se hace insostenible para las empresas del sector. Tal es así que Cinépolis -cadena que tiene 231 complejos repartidos entre México, Centroamérica, Sudamérica, Asia, España y Estados Unidos- busca reestructurar créditos por más de USD1.350 millones con 17 bancos, informa la agencia Bloomberg.

Incluso ya contrató al asesor financiero Lazard para iniciar conversaciones con BBVA, HSBC, Banco Santander y el banco de desarrollo del Gobierno mexicano, Bancomext. Parte de la deuda incluye un crédito a plazo de USD382 millones con vencimiento en 2023 y otro de USD200 millones que vence en 2024.

Preocupación
La situación del sector es alarmante. En Argentina, la industria emplea a 5.000 personas que tuvieron que ser suspendidas y pudieron cobrar parte de su salario a través del programa Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

A pesar de esas ayudas, varias empresas no pudieron resistir. Unos días antes de la Navidad, una de las salas más antiguas de la ciudad de Córdoba, el complejo Cinerama, cerró sus puertas.

En medio de una pandemia que hizo estragos con la cultura, se perdió un cine, que por años decoró el centro de Córdoba con un cartel que es parte del paisaje sentimental con su leyenda: «El espectáculo del siglo».

«La sala se inauguró en 1960 y hoy se cierra», confirmó a VOS Juan Molina, de Cinerama. «Hemos aguantado los diez meses de la pandemia y no tuvimos vacaciones de julio, que es el periodo fuerte del año. Se nos hace imposible seguir, además de la incertidumbre y la falta de un horizonte claro», añadió.

A raíz de esta situación extrema, la cadena Showcase también sentó su posición. «NAI es una empresa establecida en Argentina hace más de dos décadas. Ya contamos con todas las salas adaptadas a un protocolo presentado por la pandemia del Covid.19. Todas las medidas de seguridad y prevención fueron implementadas bajo la asesoría de la prestigiosa institución de salud Stamboulian».

En Cinemark Hoyts Argentina, la otra compañía fuerte del sector, aseguran que ya no pueden seguir asumiendo las pérdidas millonarias y confirman que hay varios cines independientes del interior que han cerrado definitivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *