Sociedad y Cultura

La Policía fue a desactivar una fiesta clandestina swinger y los confundieron con strippers

Un evento con más de 40 personas se llevaba a cabo en una finca en Mar del Plata pero cuando los efectivos llegaron se llevaron una sorpresa.

Un insólito hecho ocurrió en Mar del Plata cuando un grupo de policías interrumpió en una fiesta clandestina swinger pero los confundieron con strippers. Los participantes eran más de 40 personas y un hotel invitaba a turistas a pasar tres días «para disfrutar en Mar del Plata, comunidad Sw. Alojamiento en hoteles céntricos ‘exclusivos para nosotros’. Actividades y paseos por la ciudad».

Según informó el diario La Capital, más de 40 personas, todos parejas swinger, contrataron un paquete de turismo en la ciudad balnearia para disfrutar desde el viernes pasado de unas mini vacaciones llenas de diversión. El lugar queda ubicado en el kilómetro 21 d la ruta 226, una finca hermosa y de varios metros cuadrados, donde los turistas participaron de diferentes eventos.

Uno de ellos era una fiesta clandestina, donde les prometieron «baile, diversión y reservados» para que puedan sentirse a gusto y descansar después de un año agobiante. El problema es que las fiestas o bailes están prohibidos por la pandemia del coronavirus y cuando los policías llegaron al lugar para desactivar el evento se encontraron con una escena de la que fue muy difícil escapar.

«Cuando nos vieron pensaron que éramos parte del show», declaró una fuente de la Policía que no pudieron hacer el procedimiento desde el principio como dice la ley porque los participantes pensaron que eran strippers disfrazados de policías. En medio de la emoción y excitación de los turistas, los efectivos les explicaron que eran reales y que tenían que detener la fiesta.

El subsecretario de Seguridad de General Pueyrredon Gustavo Jara explicó que habían recibido una denuncia «bastante precisa con la ubicación. Hubo un seguimiento en las redes sociales con el anuncio de la organización de este evento y acudimos al lugar». Además, el funcionario destacó que cuando llegaron al lugar se encontraron con un galpón «muy bien decorado y escuchamos música. Golpeamos la puerta y nos abrió quien era el propietario y -sin poner ningún impedimento- dijo que se estaba desarrollando un encuentro».

En el lugar los esperaban más de 40 personas que eran parejas swinger que tenían entre 40 y 60 años, que estaban comiendo en una mesa larga y que estaban listos para presenciar «el show». Sin embargo, los policías confirmaron que el lugar no tenía habilitación previa para ese tipo de eventos y que ni si quiera habían tomado medidas de seguridad mínimas para este tipo de fiesta.

“Por el aviso que teníamos previamente del anuncio nos dimos cuenta que era esa la temática de la fiesta y, teniendo en cuenta la cantidad de personas, que estaban violando el DNU presidencial”, describió Jara que también advirtió que se clausuró el lugar y se hará un seguimiento de la finca para que no vuelven a realizar un evento de tal magnitud. Además, se notificó a los participantes y organizadores por haber violado el artículo 205 del Código Penal de la Nación y se las abrirá una causa penal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *