Argentina

BUENOS AIRES: En Olavarría, comenzó la investigación judicial por el descarte de 400 dosis de la Sptunik V

Hasta el momento, las hipótesis apuntan a una falla mecánica de los freezers donde estaban depositadas o un sabotaje.

Tras conocerse que se debieron desechar 400 dosis de la vacuna Spuntik V en la localidad bonaerense de Olavarría por cortarse la cadena de frio, el intendente local Ezequiel Galli anunció ayer que «hay una denuncia penal para investigar la cadena de responsabilidades». El proceso judicial ya se puso en marcha y el fiscal general del departamento judicial de Azul, Marcelo Sobrino, habló esta mañana sobre el polémico episodio.

En diálogo con Radio 10, el fiscal general señaló que hasta el momento «lo que se sabe es que el freezer estaba en una graduación que no correspondía para la conservación de las vacunas». Luego de confirmarse que las inoculaciones debieron descartarse, desde la comuna plantearon que esto pudo haber sido producto de dos causantes: una situación mecánica de los freezers donde estaban depositadas o un sabotaje.

Olavarría

«Si eso fue una situación mecánica o un atentado para que ocurriera apropósito o fue un problema de electricidad lo estamos investigando», aseguró Sobrino y sostuvo que en las próximas horas se realizarán pericias especificas para avanzar en la causa. «La fiscal está buscando los ingenieros necesarios para hacerlas», señaló el fiscal al referirse al episodio que dejó a la localidad serrana sin dosis de la Sputnik V.

Desde el área de salud, encargada de monitorear la cadena de frio y el tratamiento de las inoculaciones, alertaron desde un primer momento que se trata de «hechos graves y situaciones irregulares». Según explicaron «desde las 2.50 de la madrugada (del lunes) no funcionaba la cámara de seguridad que enfoca el frezzer» donde se encontraban las dosis y deslizaron que «hubo movimientos extraños». Ante este planteo, el fiscal de Azul aportó que «había personal de vigilancia» en el depósito.

La palabra del intendente
Según explicó el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, el municipio recibió la semana pasada 450 dosis de la Sputnik V, de las cuales 50 fueron aplicadas el pasado miércoles mientras que el resto se depositó en un freezer. Al referirse a las causantes, sostuvo: «Pudo haber sido cualquier cosa. Hay un montón de hipótesis. Hay que ver si la instalación eléctrica soportaba». Ante esto, señaló que se habían puesto a disposición otros depósitos donde «en 60 años no se tiró una vacuna».

El intendente de Olavarría, que había criticado la cuarentena estricta,  ahora debe volver a la fase 1 | Perfil

Respecto a las versiones de un posible sabotaje, Galli reconoció no tener «mucha información» al respecto «porque el sistema de Salud del municipio no participó de la llegada de la vacuna ni de la primera parte de la vacunación», sino que de ese proceso se encargó personal de la provincia. «Se habla de sabotaje, de falla técnica, de sobrecarga de la red eléctrica. Esperemos que se sepa y que realmente haya sido una falla técnica y se descarte todo lo otro», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *