Mundo

BRASIL: El nuevo alcalde de Río de Janeiro inició investigaciones contra su antecesor

EL 22 de diciembre, el ex pastor Marcelo Crivella era arrestado por denuncias de «liderar una organización criminal» de sobornos.

El nuevo alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, asumió el cargo este viernes con el anuncio de que lanzará investigaciones ante denuncias de presunta corrupción contra su predecesor, un expastor evangélico aliado del presidente ultraderechista Jair Bolsonaro. El alcalde saliente, Marcelo Crivella, ya fue arrestado el pasado 22 de diciembre y suspendido de su cargo debido a estas denuncias.

Pero Paes no perdió tiempo en poner más presión sobre su derrotado rival en las elecciones municipales de noviembre. Un experimentado político de centro, que ya dirigió la segunda ciudad de Brasil entre 2009 y 2016, Paes aprovechó su primer día en la oficina para lanzar cuatro investigaciones sobre presuntos actos de corrupción y abuso de poder en la administración de Crivella, informó AFP.

Las investigaciones que ordenó se enfocarán en denuncias de que la administración de Crivella forzó a empresas a pagar sobornos para obtener contratos de obra pública; que hubo irregularidades en la construcción de un hospital de campaña para luchar contra el covid-19; que se desviaron fondos previstos para la adquisición de equipo de protección contra la pandemia y que dirigía una operación llamada «Guardianes de Crivella» cuya misión era impedir que la prensa cubriera el impacto de la crisis sanitaria.

Crivella, un cantante de música religiosa y obispo de la poderosa Iglesia Universal del Reino de Dios -fundada por un tío suyo- ha negado las acusaciones. Dijo que es víctima de una «persecución política». El presidente Bolsonaro apoyó las campañas electorales de Crivella. Pero se ha distanciado de su figura una vez que perdió la lucha por la reelección de forma contundente.

Rio de Janeiro

El mandatario dijo tras las elecciones que trabajará sin problemas con Paes. El nuevo alcalde, de 51 años, llevó el timón de Rio en un período que muchos consideran único, cuando fue parte del Mundial de Fútbol 2014 y fue sede de los Juegos Olímpicos de 2016. La ciudad de siete millones de personas cayó luego en crisis financieras y políticas.

Paes es uno de los 5.475 alcaldes que asumieron sus cargos el primer día del año en Brasil. Las elecciones del año pasado se destacaron por el regreso de políticos y partidos tradicionales -del centro y la centroderecha- luego de que una ola antipolítica llevara a Bolsonaro al poder en 2018.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *