Deportes

BOXEO: Tanaka y un récord en fin de año

Kosei Tanaka desafía este 31 de diciembre a Kazuto Ioka por el Mundila WBO del supermosca. A sus 25 años puede ser el tetracampeón más precoz de la historia.

El año 2020 ha perdido muchas citas habituales por la pandemia. La parte final del año ha ido ‘salvando’ algunas y en Japón cumplirán con la gran fiesta del boxeo. El día de nochevieja, el país asiático acostumbra a vivir una gran velada y este año lo hará con un show que culminará con un duelo que puede ser histórico. Kosei Tanaka (15-0, 9 KO) desafía al monarca WBO del supermosca, Kazuto Ioka (25-2, 14 KO), para intentar convertirse en tetracampeón mundial. De lograrlo se convertiría en el púgil que menos tiempo ha invertido. Hasta ahora, Óscar de la Hoya era más precoz: logró sus cuatro coronas en 22 combates (derrotando a Julio César Chávez) y japonés podría necesitar solo 16.

El duelo paralizará el país. El noble arte es muy seguido, pero fuera de sus fronteras a sus púgiles les cuesta despegar. El último en hacerlo en Naoya Inoue, quien precisamente es el referente de Tanaka, que tiene solo 25 años. Su idea es hacer las maletas y pelear en Estados Unidos, pero quiere marcharse con un legado mayor. El de Tajimi tiene una vida de película. En su infancia sufrió Miopatía de Helmer (enfermedad rara que causa debilidad muscular en las extremidades). El púgil nunca ha querido hablar mucho de ello, pero se sabe que no fue fácil y que comenzó a hacer kárate para defenderse de las burlas de otros niños. De esa arte marcial pasó al boxeo, una vez recuperado, y ahí despuntó desde el inicio. Tras 51 peleas amateur (solo 5 derrotas) decidió dar el salto al profesionalismo con 18 años. Hasta el momento ha sido campeón mundial en el mínimo, minimosca y mosca. Su cuarta corona puede llegar este jueves.

Su vista está puesta en Juan Francisco ‘Gallo’ Estrada, quien unificará su corona ante Román ‘Chocolatito’ González el 13 de marzo. Por tanto, será ambicioso si gana y querrá unificar ante el ganador. Aunque eso es futuro y el presente es complicado. Obivamente la proeza que busca Tanaka se está llevando todos los focos, incluso haciendo que prensa de todo el mundo se interese del boxeo japonés (no es habitual), pero no se puede subestimar a Ioka. De hecho, el de Osaka es el último tetracampeón en alzar mundiales en las mismas divisiones que pretende hacer Tanaka. Por tanto, es un duelo muy igualado en cuanto a boxeo y tamaño. Mismo camino, pero con la ligera ventaja para Kosei Tanaka. Es la gran atracción.

Fuera de eso, ambos llegan al combate en idénticas condiciones. Pelearon por última vez en la nochevieja de 2019. Tanaka defendió con éxito el Mundial WBO del mosca e Ioka hizo lo propio con el cinturón del mismo organismo, pero en el supermosa y de no ser por la pandemia se habrían visto las caras antes. El boxeo japonés en pesos bajos siempre es dinámico, con buena movilidad y mucha velocidad. Siempre es sinónimo de un gran espectáculo y el fin de año de 2020 no parece que vaya a ser diferente. El ‘país del sol naciente’ centrará toda la atención el último día de un año para olvidar. Tanaka quiere ser leyenda antes de entrar en el gran mercado del boxeo, el de Estados Unidos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *