Deportes

SURF: «Nazaré es la bestia más temible, una ola gigante que suena a bíblica porque lo es»

En un nuevo capítulo de Life of Kay, el surfista de olas grandes Kai Lenny repasa sus investigaciones sobre el foil en la ola más grande del mundo.

Kai Lenny quiere ser el mejor surfista de olas grandes del mundo y no parece que haya nada que se lo vaya a evitar (si es que no lo ha conseguido ya). Pero también es un rider polifacético que sabe mucho de kitesurf, windsurf, SUP, wing foil o foil, entre otros deportes. Y precisamente en el foil se centra el nuevo capítulo de su webserie Life of Kai, producida con el sello de calidad de Red Bull Media House.

El capítulo empieza en una competición del QS de la World Surf League en China y el periplo que supone llegar a Nazaré (Portugal) desde allí, cuando se entera de que llegan olas grandes a este rincón de la Península Ibérica. De Shenzen a Taipei, casi 8 horas de vuelo. 9 más hasta Dubái. A correr para no perderla conexión y 8 más hasta Lisboa. Tras un par de horas por carretera -y algunos peajes- llega a esta meca del big wave surfing.

Como introducción para quienes no saben de olas gigantes, Kai Lenny realiza una introducción al spot antes de la acción: «Nazaré es la bestia más temible de Europa, se ha descubierto hace pocos años y su nombre suena bíblico porque lo es. Surfeando aquí me he enfrentado a mis mayores miedos».

También habla de su compañero de batallas, el brasileño Lucas ‘Chumbo’ Chianca. De una edad parecida y «uno de sus mayores rivales, que es ahora también uno de sus mejores amigos», con quien competirá -en el capítulo 4- en el Nazaré Tow Surfing Challenge. Y es que el surf de olas grandes es un deporte de equipo en el que influye la pareja (en jet ski) y quienes están fuera del agua y les dicen por dónde vienen las olas y guían a las motos en los rescates. Uno de ellos, Lino Bogalho, aparece también en el vídeo.

Finalmente, introducción al foil. Lenny asegura que tiene la intención de surfear olas gigantes de Nazaré en foil, algo que nunca ha hecho: «Llevo años surfeando con foil en olas pequeñas de Maui, pero nunca en Nazaré; y es uno de mis sueños». Sin embargo, no es tarea fácil, puesto que «el foil en estos momentos es todo experimentación, no mucha gente lo ha probado y no puedes buscar en Google cómo hacerlo; y quienes lo han hecho, no saben de olas grandes». El caso es que habla también con su ingeniero de foil, Carlos Merino, quien le construye uno de especial para él: «Una ola grande como las que él quiere coger no es algo que todo el mundo vaya a hacer, quiera hacer, o pueda hacer. Es como construir el Fórmula 1 de los foils para el mejor piloto del mundo». ¿Le saldrá bien el experimento?

Como habréis visto, la ola monstruosa de Nazaré que él quería no llegó, pero sí llegaron algunas olas grandes que le sirvieron para probar con el foil. «Cuando venga estaré preparado para enfrentarme a ello», asegura. Y es que «el potencial del foil es brutal, es más rápido de lo que nadie ha surfeado jamás, puedes ir a casi 100 kilómetros por hora a 2 metros sobre el agua, volando, da miedo pero sería increíble», concluye.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *