Gremios y Sindicatos

Maturano acató la conciliación obligatoria y empieza a normalizarse el servicio de trenes

El ministerio de Trabajo dictó esta mañana la conciliación obligatoria en el conflicto entre la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) y La Fraternidad. El gremio ferroviario avisó que acatará y se espera que se reestablezca el servicio desde las 11 horas.

El secretario general del gremio ferroviario La Fraternidad, Omar Maturano, confirmó que acatará la orden de conciliación pero instó al Gobierno de Alberto Fernández a resolverle al sindicato el reclamo expresado.

«Si nos aplican la conciliación obligatoria es una falta de respeto», había dicho Maturano en declaraciones a FMI Rock & Pop. Más tarde anunció oficialmente que se ponía a derecho.

El gremio ferroviario le reclama a la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) una deuda de 140 millones de pesos con la obra social.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, había emitido a las 8:00 la Resolución 2020-1620 con la que encuadró el conflicto en el marco de la Ley N° 14.786, a partir de las 08:15 del martes 22 de diciembre.

Moroni ordenó que se de por iniciado un período de conciliación obligatoria por el término de 15 días.

En el artículo tercero, Moroni había intimado a la asociación sindical y a los trabajadores representados a dejar sin efecto durante quince días toda medida de acción directa que estuviesen implementando o tuvieran previsto implementar, prestando servicios de manera normal y habitual.

Asimismo, Moroni había intimado a las empresas que brindan los servicios de transporte de trenes a abstenerse de tomar represalias de cualquier tipo con el personal representado por la organización sindical o con cualquier otra persona en relación a este conflicto.

Ambas intimaciones se formularon bajo apercibimiento de aplicar las sanciones contempladas en la Ley 25.212, de acuerdo a sus previsiones en cuanto a la tipificación de figuras punibles, criterios de graduación de las sanciones a imponer y aplicación solidaria a todos los representantes que les cupiera, dijo Trabajo.

El paro de trenes, que afectaba a unas 500.000 usuarios, fue anunciado en la noche del 16 de diciembre y el Gobierno dispuso la organización de un esquema alternativo de colectivos para intentar suplir parte del servicio ferroviario.

Maturano dijo en Radio Rivadavia que el lunes recibió la llamada de un funcionario de la Superintendencia de Servicios de Salud que le pedía analizar punto por punto la deuda reclamada y advirtió que él, en representación del gremio, se negó a hacerlo.

«Ayer a las cuatro de la tarde me llamó y quería puntear la deuda. Le dije, bueno: levantate a las cinco de la mañana y empezá a puntear la deuda vos. ¿Qué querés que haga? A mí me debés tanto. Se la debés al sindicato», dijo Maturano.

Maturano se quejó porque la obra social ferroviaria está registrando déficit cuando fue superavitaria en los años 2016, 2017, 2018 y 2019, años en los que claramente no hubo pandemia ni confinamiento.

«Teníamos una obra social con superávit. Ahora nos encontramos con una obra social en situación de poder presentar quiebra», dijo el gremialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *