Deportes

FUTBOL: Boca le ganó a Racing 2 a 0 y es semifinalista de la Libertadores.

Con goles de Eduardo Salvio y Sebastián Villa, de penal, el Xeneize se impuso ante La Academia y pasó de ronda en la Copa. Santos de Brasil lo espera.

Los primeros 45 minutos fueron todos, absolutamente todos, de Boca. El equipo de Miguel Ángel Russo dominó por completo a Racing, manejó la pelota, tuvo paciencia para atacar e hizo figura a Gabriel Arias. Con un Diego González bien plantado en el mediocampo, con los extremos haciéndose amplios por las bandas y con un Carlos Tevez muy participativo, el Xeneize generó una gran cantidad de ocasiones y se fue al vestuario mostrando una gran imagen.

La primera gran emoción de la noche llegó a los 22′, luego de que Eduardo Salvio conecte de cabeza y mande el balón al fondo de la red tras una jugada que empezó por derecha, siguió por izquierda y culminó por el centro. Toto, de flojo rendimiento durante los últimos partidos, levantó su performance y devolvió la confianza.

Por su parte, La Academia sintió el golpe pero durante el final del primer acto terminó mucho mejor parado, pese a no tener demasiadas chances de igualar el tanteador y con sus futbolistas demasiados imprecisos. Los gritos de Sebastián Beccacece al costado del banco de suplentes, el gran ejemplo de lo que fue la actuación de los de Avellaneda.

Para el inicio del complemento, Racing apeló a las modificaciones y se acomodó muchísimo mejor en cuanto al juego. Con Darío Cvitanich aguantando arriba y con volantes que poblaron la zona central, La Acadé le robó la bola al elenco de la Ribera y tuvo el protagonismo del pleito. Boca, aguantando, ya no fue el mismo de antes.

La lesión muscular de Pulpo González obligó a Russo a mandar a Nicolás Capaldo al campo de juego. El juvenil nacido en La Pampa se paró al lado de Jorman Campuzano y, con la ayuda de los demás compañeros contuvo la zona central del campo de juego. Minutos después fue el turno de Edwin Cardona, el colombiano que saltó a la cancha para aportarle un poco más de creación y tenencia al último campeón del fútbol argentino.

Sin embargo, Boca pegó en el momento justo y a los 60 minutos del partido convirtió el segundo gol, de penal, tras un certero remate de Sebastián Villa. En la jugada posterior, Lisandro López derribó a Toto Salvio dentro del área, cometiendo una falta ingenua.

Los minutos corrieron, Tevez se agigantó y, a lo Juan Román Riquelme, se adueñó de la pelota para que su equipo gane aire. El 2-0 no se movió más, Boca supo cómo aguantarlo y se metió en semifinales de la Copa Libertadores de América. Santos de Brasil, lo espera.

Difícl parada para ambos equipos argentinos, las llaves son parejas y cerradas con los brasileños… Habrá final argentina…?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *