Turismo

Especial castillos abandonados: 21 impactantes fortalezas arrolladas por el tiempo

Un castillo abandonado es una joya arquitectónica de incalculable valor que nos demuestra lo efímeros que pueden llegar a ser el poder y la opulencia. Hoy recorremos el mundo en busca de los castillos abandonados más espectaculares.

Antiguamente, la idea de que existiera un castillo abandonado era inconcebible. En la actualidad, los castillos abandonados forman parte de los bienes de valor histórico que perduran en la consciencia colectiva.

En la época medieval, los castillos eran considerados símbolos de poder inexpugnable, por ello, a partir del siglo XII, la necesidad de defender ciertos lugares en permanente estado de guerra, hizo que naciera el concepto de castillo como fortaleza defensiva.

Castillos abandonados en el mundo
Nadie duda de que un castillo abandonado constituye una edificación de inestimable valor histórico. A continuación un listado de los castillos más impactantes que se esconden en lugares abandonados del mundo:

Fortaleza Belvoir
Es un antiguo castillo de las cruzadas del siglo XII que se encuentra en el norte de Israel, a unos 14 km al sur del Mar de Galilea. La construcción de este castillo abandonado fue iniciada en 1168.

Se trata de un fortín concéntrico. Su planta es muy armoniosa, con una muralla exterior perfectamente rectangular. Se estima que su arquitectura tuvo influencia en el diseño de otros castillos durante varios siglos.

Castillo de Van Mesen o El Kasteel van Mesen
Se localiza cerca del pueblo de Lede, Bélgica. La fortificación fue en su origen, en los últimos años del siglo XVIII, una residencia real. Actualmente el recinto de estilo neogótico se encuentra casi en ruinas. Se trata de uno de los castillos abandonados del país europeo.

Se considera que fue una de las propiedades aristocráticas más importantes del siglo XVIII. El inevitable paso del tiempo hizo que su magnificencia de entonces diera paso a un estado de abandono que llevó al Gobierno de Bélgica a ordenar su demolición en el año 2010.

Castillo de Bodiam
Fue construido en Robertsbridge, Reino Unido, en 1385 por Sir Edward Dallyngrigge, un antiguo caballero de Eduardo III, aparentemente a solicitud de Ricardo II, a fin de defender los alrededores de la invasión francesa. Sin embargo, investigaciones nuevas apuntan que el fortín medieval fue construido para aparentar, en vez de ser construido como una defensa eficaz.

Las murallas del castillo no son muy gruesas, y sólo hay una línea de defensa (a diferencia de un castillo concéntrico). Después de sus años más célebres, en 1664 empezó a caer en decadencia hasta el siglo XX, en un momento en que incluso las piedras del castillo fueron desvalijadas por constructores locales.

Castillo de Spis
Ubicado en Eslovaquia. Se trata de una fortaleza románica del siglo XII que pasaría a ser de estilo gótico un siglo después.

En el siglo XV el fortín fue completamente restaurado y, más tarde, los nuevos propietarios la transformaron en una residencia familiar renacentista. Finalmente, el castillo se quemó en 1780, pero sigue siendo una huella con tanta historia como estilos arquitectónicos tuvo en el pasado.

Castillo de Wardour
Inspirado en los castillos hexagonales, fue construido en la década de 1390 y quedó inhabitable en 1643 y 1644 durante la Guerra Civil Inglesa. Construido como una lujosa y fortificada vivienda de la nobleza, fue uno de los muchos inmuebles que no pudieron sobrellevar los incendios y ataques que ocurrieron durante la Guerra Civil británica.

Su propio diseño de seis lados es único en Gran Bretaña. El castillo de la película “Robín Hood, el príncipe de los ladrones”, protagonizada por Kevin Costner, se inspiró en esta ciudadela.

Torres de Martello
Se localizan en las islas de Córcega. Las torres forman parte de los castillos abandonados en Francia. Son fortalezas genovesas que servían en otro tiempo de observatorio para vigilar a los piratas. Aunque son parte del territorio francés, conservan una clara cultura italiana.

Los palacios fueron construidos en el siglo XVI, cuando Córcega formaba parte de la región italiana de Génova. Posteriormente, aunque los castillos pasaron a manos de los británicos en las guerras napoleónicas, su particular estructura y diseño les dejó sobrecogidos.

Castillo de Ballycarbery
Es un castillo abandonado cerca de Cahersiveen, condado Kerry, Irlanda. El fortín se sitúa arriba en una colina de la hierba que hace frente al mar. Las actuales ruinas fueron construidas en el siglo XVI.

Todo lo que queda de esta fortificación son los muros de piedra. Actualmente, está siendo embebida lentamente por la naturaleza, pues las paredes están revestidas de hiedra y el primer piso, cubierto de hierba.

Castillo de Miranda
El Castillo de Miranda, Bélgica, también conocido como Château de Noisy, está ubicado en la localidad belga Celles, cerca del pueblo de Dinant. Se construyó bajo el estilo neogótico en 1866 y fue ocupado por la familia Liedekerke-Beaufort y sus sucesores hasta la Segunda Guerra Mundial.

Después se convirtió en un refugio durante varias décadas antes de su abandono. Además de ser uno de los lugares perdidos por el transcurso del tiempo, se trata de uno de los lugares abandonados en el mundo.

Castillo de Araya
Localizado en Sucre, Venezuela. Fue erigido por los españoles para defender las salinas de Araya de las incursiones neerlandesas. Construido en 1622. Para su edificación se utilizaron bloques de argamasa fabricados de los elementos de la propia región, por lo que es común en ellos encontrar restos de moluscos y otros organismos marinos de la zona.

Araya se incluye en el listado de castillos abandonados en venta. Se estima que la capital de Sucre (Cumaná) es una de las ciudades abandonadas del mundo. Hoy en día, pese a ser uno de los lugares abandonados de Venezuela, es un atractivo turístico de la nación sudamericana.

Castillo Pidhirtsi
Es una fortaleza residencial de estilo renacentista situado en la localidad de Pidhirtsi, en la óblast de Lviv, al oeste de Ucrania. Se trata de uno de los castillos deshabitados del mundo.

Fue destruido durante la Primera Guerra Mundial y después fue reabierto por los soviéticos como un sanatorio para enfermos de tuberculosis tras la Segunda Guerra Mundial. Antiguamente, el castillo fue una granja, un zoológico privado, un colmenar, un estanque de truchas y un molino.

Castillo Bannerman
El castillo, actualmente en ruinas, se encuentra en el Río Hudson, a 80 km al norte de New York, EEUU. Su construcción de estilo escocés se inició en 1901. Los diseños de los edificios fueron redactados por Francis Bannerman quien nació en Escocia pero emigró a EEUU, donde fundó su propia compañía para vender excedentes militares.

El castillo ha sufrido numerosos accidentes, dejando gran parte de su estructura en ruinas. Sin embargo, desde 1990 se realizan intentos para preservarlo, permitiendo a sus visitantes apreciar su valor cultural e histórico.

Castillos abandonados en España
España es uno de los tres países europeos con mayor riqueza patrimonial, pero todo ese patrimonio necesita un uso y sin él resulta difícil mantenerlo en el tiempo. Estos son sus valiosos lugares olvidados:

Torre Salvana
Es una fortaleza del siglo X también llamada “Castillo del Infierno de la colonia Güell”. Su nombre, nada encomiástico, hace alusión a los fenómenos paranormales que algunas han afirmado presenciar en sus instalaciones. Se ubica a la entrada de la famosa Colonia Güell, en Santa Coloma De Cervelló.

Se ha posicionado como uno de los lugares de culto del misterio para los de la ciudad condal, lo que lo convierte en un lugar emblemático barcelonés. Aunque para los más devotos el recinto se incluya entre los lugares tétricos del mundo.

Palacio de los Gosálvez
De estilo francés versallesco situado en Cuenca. El alcázar es obra del arquitecto Luis Sainz y fue ordenado construir por Enrique Gosálvez y Fuentes Álvarez en 1902.

Abandonado en la década de 1960, por la decadencia de la familia Gosálvez y tras el fallecimiento en 1964 de Modesto Gosálvez. Hoy en día, este recinto se encuentra bastante deteriorado.

Castillo de Balboa
Situado sobre una colina en El Bierzo (León), Arraya. Se cree que se edificó sobre un castro celta-astur con finalidad defensiva. Su carácter señorial se refleja en las referencias a su pasado.

Durante el siglo XX perteneció al Conde de Lemos y posteriormente a los Marqueses de Villafranca, ya en el siglo XVI. Muestra de un pasado más memorable, queda la torre del homenaje y algún resto de los muros del castillo.

Castillo de Cerralbo
Fue construido en el siglo XIV por Esteban Pacheco, I señor de Cerralbo. Se encuentra ubicado en Salamanca. El castillo no desempeñará un papel verdaderamente relevante hasta la guerra de independencia portuguesa (1640-1668), donde jugó un rol notable en la defensa del campo del Camaces y del Abadengo.

Posteriormente, el castillo fue incendiado por las tropas portuguesas en 1664. El fin de la guerra y el traslado de los marqueses de Cerralbo a Madrid, marcaron el inicio del abandono y la ruina de la fortaleza.

Castillo de la Aragonesa
Se encuentra en Marmolejo, Jaén. El fortín data del siglo XIII o principios del XIV, y es una obra compleja, atribuible seguramente a un excelente arquitecto militar. La fortaleza debió ser una pequeña aldea o cortijo pues, apenas aparece mencionada en las crónicas, hasta el año 1311.

De este castillo tan sólo se tiene noticias de que en el siglo XV estuvo en disputa entre el marqués de Villena y el general Miguel Lucas de Iranzo. Actualmente está en manos de un particular, presentando grandes desperfectos en su estructura, lo cual hace temer por su preservación.

Castillos abandonados en México
México es uno de los países occidentales con mayor patrimonio histórico y cultural. Por ello, alberga sitios espectaculares que se conservan a lo largo de los siglos. Estos son sus portentosos castillos medievales abandonados:

Castillo de Perote (Fortaleza de San Carlos)
Es una antigua edificación militar construida entre 1763 y 1785. Ubicada en Perote, Veracruz.

La fortaleza sirvió de resguardo para los regimientos de España, posteriormente albergó al primer Colegio Militar y se mandó a demoler en la década de 1850 sin éxito, para permanecer abandonada hasta que fue acreditada como cárcel estatal hasta 2008, fecha en la que se empezó a rescatar para museo.

Castillo Douglas
Es una construcción palaciega que data de 1923, ubicada al centro de Aguascalientes. Antiguamente sirvió como residencia y posteriormente fue deshabitado. El castillo, con aspecto de fortaleza militar semejante a los diseños franceses del feudalismo. Está edificado sobre piedra traída especialmente de San Luis de Potosí.

Castillo de Nueva Apolonia
La construcción de este castillo se inició en 1891. Se ubica en Tamaulipas. Este gran fortín abandonado y algo estropeado por el paso de los años, semeja un rígido y sobrio castillo medieval español.

No obstante, la sobria arquitectura de su fachada armoniza perfectamente con el entorno natural mexicano. Aunque se encuentra en ruinas por el curso del tiempo, el castillo, sigue siendo un atractivo para los visitantes locales y turistas.

Castillo de Chapultepec
Es uno de los más emblemáticos castillos abandonados en México. Se construyó en 1530. El castillo fue utilizado por la monarquía de España para veranear. La construcción palaciega se erigió en los bosques y laderas de Chapultepec.

La ciudadela servía como sitio de alojamiento temporal para los virreyes españoles antes de su arribo a la capital novohispana. Tras sufrir severos daños por la explosión de un polvorín cercano a mediados del siglo XVIII, el recinto quedó abandonado.

Castillo Gilow (Ex Hacienda de Chautla)
Ubicado en Puebla, México. El castillo data del año 1777. En sus inicios, el recinto incluía terrenos y ranchos en los Estados de Puebla y Tlaxcala.

Años más tarde pasó a manos de la Marquesa Soledad Gutiérrez de Rivero Martínez y Pinillos quien, en su segundo matrimonio, se une al inglés Don Tomás Gillow, de allí su nombre. En la actualidad, funciona como atractivo turístico. Se le considera uno de los lugares espectaculares del planeta.

Todos coinciden en el valor histórico y artístico de los castillos abandonados, pero pocos se preocupan en preservarlos, lo que ocasiona su deterioro . Por ello, lo que antes era un lugar fuerte, cercado de murallas, baluartes y otras fortificaciones, pasa hoy a convertirse en un lugar histórico olvidado en el tiempo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *