Mundo

MEXICO: Crean un nuevo aparato para ayudar a respirar

Dispositivo que funciona como ventilador pero sin ser invasivo.

CIUDAD DE MEXICO, Empresarios mexicanos, en colaboración con un reconocido ateneo privado, crearon un aparato contra el Covid-19, que permitirá a los pacientes respirar mejor en caso de falta grave de oxigenación, sin tener que ser intubados ni llevados a terapia intensiva.

En el proyecto participaron la multinacional Femsa (el mayor embotellador en América Latina del gigante de las gaseosas estadounidense Coca-Cola), Metalsa (la rama médica del conglomerado Proeza), y Tec Salud, una filial del Instituto Tecnológico de Monterrey, las tres entidades con sede en el norteño estado de Nuevo León.

Previamente ambas compañías, con presencia en diversos países, crearon un ventilador mecánico para pacientes críticos.

Ahora, siempre con el apoyo de Te Salud, lograron este dispositivo que «podría elevar significativamente las posibilidades de vida de los hospitalizados», señaló Guillermo Torre, rector de TecSalud y Salvador Almaguer, director de operaciones de Femsa.

Se trata, esencialmente, de «un aparato de alto flujo para suministrar oxígeno, y que ha dado buenos resultados en el tratamiento de pacientes, antes de llegar a la etapa más crítica de la enfermedad», señaló.

«Es una opción intermedia entre las cánulas convencionales y los ventiladores invasivos», señaló Torre, al indicar que permite un mejor suministro de oxígeno para que pulmones y órganos en general no sufran de tanto deterioro durante la enfermedad.

Torre expuso que a veces las cánulas no brindan la oxigenación requerida y los pacientes se siguen sofocando y deteriorando hasta el grado que requieren intubación y en no pocos casos, mueren.

La gran ventaja es que no se requiere de un tubo endotraqueal ni camas para cuidados intensivos, que se han convertido en el producto más escaso en estos días en que la pandemia vive en México su segunda oleada, con más de 10.000 casos diarios, en vísperas de la llegada del invierno (boreal).

«Nos damos cuenta de que hay necesidad de ventilación invasiva, la más avanzada, pero si el paciente llega a ese momento, la verdad muchos fallecen aquí y en el mundo», indicó Torre.

Para evitar llegar a esa fase, lo que se logra con este nuevo aparato, cuyo prototipo ya terminado fue desarrollado por el mismo grupo que diseño los primeros ventiladores mexicanos ahora distribuidos en 18 estados del país, es «llegando más temprano, dándoles oxígeno a tiempo».

«Si con el oxígeno convencional se siguen deteriorando los pacientes, hay un paso intermedio antes de la ventilación invasiva que es este dispositivo», expuso el especialista.

La otra gran ventaja es que, a diferencia de los respiradores, que son tan complejos como el tablero de un aeroplano, y funcionan como un verdadero «traje a la medida» por lo cual sólo pueden ser operados por especialistas con muchas horas de entrenamiento, este dispositivo «es de uso sencillo».

Se trata de una caja metálica con una pantalla táctil donde sobresalen tres botones, cuenta con tomas de aire y oxígeno y está programado para mezclarlos, controlando condiciones de temperatura y humedad, según las necesidades del paciente.

El proyecto será presentado en los próximos días ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y podría ser autorizado antes de terminar el año.

El prototipo fue ya probado con éxito por biotecnólogos en el Hospital San José y en el Hospital Metropolitano de Monterrey, así como el Instituto Nacional de Nutrición de la Ciudad de México.

Se prevé en una primera fase, una vez aprobado, producir unas 400 unidades por semana en la misma línea de producción instalada por Metalsa para fabricar ventiladores, indicó Salvador Almaguer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *