Deportes

BOXEO: ESTE SABADO HUBO GRANDES GRANDES COMBATES. COMENZAMOS POR JOSHUA VS PULEV

CON UNA SOBERBIA DEMOSTRACIÓN DE UPPERS, ANTHONY JOSHUA NOQUEÓ A KUBRAT PULEV.

Con una soberbia demostración de uppers, Anthony Joshua noqueó a Kubrat Pulev

Anthony Joshua defendió con éxito sus cinturones de campeón de peso pesado (OMB, AMB y FIB) al noquear al búlgaro Kubrat Pulev en su pelea del sábado en Inglaterra.

El combate se llevó a cabo en el Wembley Arena del Reino Unido, el cual contó con la presencia de mil fanáticos y pudieron disfrutar de la victoria por la vía del nocaut en nueve episodios de Anthony Joshua.

Desde un principio del combate Joshua mostró un dominio total aplicando un boxeo basado en mantener a Pulev a distancia, usando y conectando un jab fuerte y efectivo y cuando se presentara la oportunidad, contragolpear.

Pulev poco podía hacer ya que se encontraba incómodo y fuera de distancia, por lo cual Joshua pudo incrementar su dominio y poderío con el transcurrir de los asaltos.

Llegaría el asalto número tres de la pelea y Anthony Joshua pudo conectar una serie de uppercuts y ganchos en corto que pusieron en pésimas condiciones a Pulev y por poco acababa noqueado en dicho episodio. Sobrevivió a dos caídas en ese tercer round.

El búlgaro consiguió sobrevivir de manera impresionante y comenzó a asentarse un poco más en la pelea; las acciones estuvieron mucho más parejas a partir de la segunda mitad del combate.

Pulev consiguió conectar algunos derechazos al rostro de Joshua, pero no eran lo suficientemente contundentes como para llegar a dañar al boxeador británico. Joshua comenzaba a lucir un poco cansado y Kubrat tomaba cierta ventaja de ello.

Pero nada de esto pasó a más allá de un simple susto, ya que para el noveno episodio de la pelea, Joshua consiguió conectar el golpe predilecto de toda la noche; una serie de uppercuts que enviaron a la lona a Pulev.

Joshua retomó el liderato de las acciones sobre Pulev
Kubrat consiguió vencer el conteo de 10 segundos, y una vez el árbitro permitió que la pelea continuara, Joshua lo conectó de manera inmediata con un potente derechazo directo al mentón que envió a la lona a Pulev una vez más.

En esta ocasión el retador mundial no pudo vencer el conteo de 10 segundos y el combate acabó por la vía del nocaut en nueve episodios.

Con esta victoria Joshua suma una victoria más a su récord profesional que queda en un total de 24 victorias, 22 de ellas por nocaut y 1 sola derrota, mientras que Pulev cae a 28 victorias, 14 de ellas por la vía rápida y 2 derrotas.

ANTHONY JOSHUA AHUYENTÓ EL FANTASMA DE ANDY RUIZ

Anthony Joshua exorcizó sus demonios la noche del sábado en Inglaterra al noquear en nueve rounds a Kubrat Pulev. Y con ello, Joshua alejó también a aquellos demonios que lo llevaron a rehuir todo combate en corto contra Andy Ruiz en la revancha que sostuvieron hace un año en Arabia Saudita.

Luego de haber sido noqueado por Andy Ruiz el 1 de junio de 2019 en una de las más grandes sorpresas en la historia de los pesados, Anthony Joshua ajustó su boxeo. A la revancha, en diciembre de ese mismo año, Joshua salió totalmente negado al intercambio.

Sobre el inmenso ring de Riyadh, Joshua se dedicó a boxear a Ruiz durante toda la pelea. Siempre sobre la punta de los pies, siempre en constante movimiento, y apenas manteniendo a Ruiz a la distancia de su jab. Los pocos y fugaces intercambios de golpes entre ambos dejaban en Joshua una mirada de terror, como si el fantasma del Madison Square Garden se le apareciera de nuevo. Entonces, Joshua optaba por marcharse de nuevo hacia la larga distancia.

¿Había quedado tocado Joshua tras el nocaut contra Andy Ruiz?
De inmediato, sobre Anthony Joshua se postró la pregunta de si había quedado tocado por el nocaut contra Andy Ruiz. La pregunta se revoloteaba en el hecho de que la revancha contra el Ruiz la hiciera sobre la punta de los pies, como en un reconocimiento tácito de que su mandíbula no aguantaba un buen golpe. Y que ese, el Joshua de la larga distancia, era el Joshua que ahora veríamos rumbo al futuro.

Esa misma duda, era la principal trama que había resolver rumbo a su pelea contra Kubrat Pulev. ¿Veríamos a Joshua huyendo por todo el ring? ¿Cómo reaccionaría Joshua al primer intercambio o al sentir el primer golpe de Pulev?

Y Anthony Joshua disipó esas dudas. Desde el primer round vimos al Joshua de antaño. Parado en el centro del ring, intercambiando, midiendo al rival con manos largas, o haciéndolo entrar para conectarle su emblemático upper.

 

La noche del sábado en Inglaterra, vimos a un Anthony Joshua más parecido al Joshua que en 2017 noqueó a Wladimir Klitschko, que al Joshua que huyó toda la revancha contra Andy Ruiz en Arabia Saudita.

De hecho, las reminiscencias del Joshua que venció a Klitschko fueron más allá de las meras formas. Joshua dictó una cátedra en el uso del uppercut de mano derecha. Es ese mismo golpe con el que casi le arrancó la cabeza a Klitschko en 2017, y que es la imagen que más perdura en nuestras memorias sobre esa pelea.

Contra Pulev, ese mismo uppercut de derecha fue su arma más letal. Y de hecho, llegó a utilizarlo en repetición de hasta cuatro uppers seguidos sobre el búlgaro.

El hecho de que el golpe más decisivo para derrotar a Pulev haya sido el upper, nos da la prueba fehaciente de que Joshua se mantuvo en el terreno corto, el único lugar desde donde se puede tirar un golpe como ese.

Lo había dicho Joshua en la previa. No se sentía tocado, y aseguraba que la derrota contra Ruiz. no lo había marcado, que saldría a lanzar y recibir golpes. Mike Tyson solía decir que los planes de pelea duran hasta que se recibe el primer golpe en la boca. los dichos de Joshua había que confirmarlos en el ring.

Los fantasmas se fueron
Y los confirmó. Anthony Joshua no salió a boxear. Salió a pelear. Los pocos golpes de poder que Pulev llegó a conectar con violencia, principalmente de mano derecha, fueron asimilados por Joshua sin mayor problema.

Anthony Joshua disipó nuestras dudas de que no lo volveríamos a ver intercambiando golpes. Pero, sobre todo, la noche del sábado, Anthony Joshua venció a sus miedos y exorcizó a sus propios demonios. Los fantasmas de Andy Ruiz y el Madison Square Garden parecen haberse ido de su mente. Al menos, por ahora.

Joshua y su hosca actitud para promocionar la pelea con Tyson Fury
Anthony Joshua y su promotor, Eddie Hearn, tomaron el micrófono de Sky Sports para responder a las preguntas del entrevistador, quien insistió en poner sobre la mesa el tema de la pelea entre Joshua y Fury.

Cuando le preguntaron por el futuro, Joshua cortó la pregunta del entrevistador. Le respondió que como peleador no es trabajo suyo preguntarle a la gente, sino trabajo del entrevistador en calidad de promotor para Sky Sports. En ese momento, el rostro de Eddie Hearn era de incomodidad, pues el peleador no se estaba prestando a la promoción.

Pregúntale tú a los aficionados”, dijo Joshua. “Yo no le pregunto a los aficionados. Hazlo tú. Ese es tu trabajo como promotor de Sky. Le preguntas a la multitud qué quieren ver. Estoy dispuesto a cualquier cosa. Mira mi currículum. Pregúntales y listo. Tú pregunta. Dáles algunos nombres».

Pero el hombre de Sky Sports no se quedó con la respuesta de Joshua y fue mucho más directo.

“Está bien», le preguntó a la multitud. «¿Quién quiere ver a Anthony Joshua pelear con Tyson Fury en 2021?»

Y Joshua insistió en que ese no era su trabajo, sino el de su promotor.

«Ese es el trabajo de Eddie Hearn«, dijo Joshua sobre un duelo con su compatriota Fury. “Ese es el trabajo de 258 Management. Mira, hermano, comencé en este juego en 2013. He estado persiguiendo todos los cinturones. He estado lidiando con rivales obligatorios. Por supuesto, quiero un desafío. No se trata del oponente. Se trata del legado y el cinturón. Quien tenga el cinturón, me encantaría competir con él. Si ese es Tyson Fury, que sea Tyson Fury. Él no es la gran cosa.»

Ante la actitud hosca y reacia de Anthony Joshua, Eddie Hearn intervino para aliviar la tensión.

«A partir de mañana, seremos agradables y seremos amigables. Menos palabras y más acción. Esta es la única pelea que puede hacerse en el boxeo. Es la pelea más grande en la historia del boxeo inglés», medió Hearn.

La reacción de Tyson Fury en redes sociales
Tyson Fury, que inevitablemente estaba viendo la pelea por televisión, notó la actitud apática de Anthony Joshua en la entrevista.

«Bueno, ahí lo tienen», dijo Tyson Fury en un video subido a su cuenta de Twitter. “Anthony Joshua simplemente se acaba de cagar en directo por televisión. Le preguntaron si quería la pelea, y evadió la pregunta y puso su trasero en el aire. ¡Quiero la pelea! ¡Quiero que mi próxima pelea sea con él! ¡Lo noquearé en tres asaltos! Es un gran vago. No puedo esperar para noquearlo».

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.