Mundo

ALEMANIA: Récord de contagios de coronavirus

BERLIN,  Treinta mil nuevos contagios y 600 muertos en 24 horas es el récord marcado en Alemania, que reforzó la alarma de la política acerca del fracaso del llamado «bloqueo light».

Medidas más duras, a tomar con urgencia, fueron invocadas desde varios lados: la publicación Spiegel, el ministro del Interior, Horst Seehofer, pidió un bloqueo inmediato, e intervino hasta el jefe de Estado, Frank-Walter Steinmeier, que definió la situación como «muy seria».

En la república federal, que pasó por la primera ola de la pandemia de manera ejemplar, el sistema de salud está en apuros, con cuidados intensivos que se sigue llenando de pacientes, y hay quienes han pedido proceder de inmediato con el cierre de comercios y el cierre de escuelas.

Esos sitios en Alemania -por una elección política compartida- siempre han permanecido abiertos. ¿Cuándo debería cerrarse? «A partir de mañana», dijo Georg Christian Zinn, del Instituto de Higiene y Prevención, entrevistado por NTV.

Las medidas deben endurecerse «más pronto que tarde», confirmó el ministro de Salud, Jens Spahn. Mientras tanto, el extraordinario encuentro entre el canciller y los presidentes de los Lander (regiones), muchos de los cuales ya han hecho oír su voz hoy, está en la agenda.

Algunos han retirado las «flexibilizaciones» previstas para Navidad. Y entre quienes definitivamente están presionando despunta el gobernador de Baden-Wuerttemberg, Winfried Kretschmann, que anunció el cierre hasta el 10 de enero.

También su colega de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet. ha liberado a los escolares de la obligación de asistir a clases a partir del lunes, cuando los alumnos de octavo grado tendrán que pasar a aulas digitales sin falta.

«Necesitamos un cierre lo antes posible», dijo en una conferencia de prensa. Se espera una cumbre en Sajonia, donde la situación es demasiado grave en los hospitales y donde se correría el riesgo de «una nueva ola», según escribió Bild, por lo que el cierre de escuelas, jardines de infantes y tiendas se impone e inmediatamente después del fin de semana.

En Berlín, el alcalde Michael Mueller anunció ayer que quería estar de acuerdo con la administración de Brandeburgo sobre las medidas a tomar, y clarificó su postura en un dramático discurso al parlamentario local: «Cuántas muertes vale un viaje de compras?», disparó.

» Y cuántas una visita a un restaurante, una cena a la luz de las velas, una visita al cine? Me gustaría escucharlo de una vez por todas de los que siempre están criticando», remarcó Mueller. «El virus se acerca a todos, es cada vez menos anónimo y lejano», advirtió.

Según algunos rumores, el encierro en la capital podría comenzar de un momento a otro, pero las novedades de las últimas horas.

Menos de dos semanas antes de Navidad, el temor de que las colas en las tiendas, las tertulias en las calles, los brindis de vino caliente puedan reiniciar el crecimiento exponencial del contagio está cada vez más extendido.

«Lo lamento de todo corazón, pero si el precio son 590 muertes diarias no es aceptable», dijo Angela Merkel en un discurso de una intensidad emocional sin precedentes pronunciado hace dos días ante el Bundestag (parlamento).

Hasta allí llegó para advertir contra conductas que podría desembocar en «la última Navidad con los abuelos».
Incluso el presidente del instituto Robert Koch, Lothar Wieler, fue tajante: «la situación ha empeorado en la última semana».

«No viajen a menos que sea imprescindible, festejen de forma virtual», fue el contundente llamamiento del ente responsable de las cuestiones sanitarias en Alemania.

La presión también es fuerte sobre los gobernadores. El domingo habrá pelea y se tomarán decisiones, pero ya nadie parece subestimar al Covid-19 en Alemania en estas horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *