Empresarial

Honda frena su producción en Reino Unido y crecen los temores a un Brexit caótico

El fabricante de automóviles japonés tomó la decisión por retrasos relacionados con la llegada de componentes. Siguen las negociaciones entre el gobierno de Johnson y la UE.

El fabricante de automóviles japonés Honda tomó la decisión de detener temporalmente la producción en su fábrica de Reino Unido, donde construye el modelo Civic, debido a retrasos relacionados con el transporte de componentes. mientras crecen los temores a un Brexit sin acuerdo y con un final caótico.

La empresa dijo en un comunicado que la pausa temporal tiene que ver con permitir «que se resuelva cualquier problema de suministro».

Las negociaciones entre Reino Unido y la Unión Europea para llegar a un acuerdo de libre comercio a finales de año han sido infructuosas hasta ahora, y las empresas han advertido del riesgo de una grave interrupción si no se llega a un acuerdo.

Es probable que el transporte entre Reino Unido y Europa continental sufra alguna alteración, incluso si se llega a un acuerdo antes de que expiren las disposiciones transitorias a finales de año.

La fábrica de Honda en Swindon, una ciudad del sur de Inglaterra, fabricó poco menos de 110.000 coches el año pasado, pero cerrará definitivamente el año que viene.

El primer ministro británico, Boris Johnson, viajará a Bruselas hoy para conversar con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en un intento por cerrar un acuerdo comercial y evitar una ruptura turbulenta en tres semanas.

En medio de crecientes temores a un final caótico sin acuerdo a cinco años de crisis por el Brexit cuando Reino Unido abandone finalmente la órbita de la Unión Europea el 31 de diciembre, la cena prevista se presenta como una oportunidad para desbloquear las estancadas conversaciones comerciales.

Una fuente del gobierno británico dijo que tal vez no sea posible un acuerdo, como también indicó el negociador jefe de la UE para el Brexit, Michel Barnier.

Los principales puntos conflictivos han sido los derechos de pesca en aguas británicas, las garantías de una competencia leal para las empresas de ambos lados, así como las formas de resolver futuras disputas.

«Todavía existe la posibilidad de un acuerdo», dijo la canciller alemana, Angela Merkel, la líder más poderosa de Europa, a su parlamento. «Una cosa está clara: se debe preservar la integridad del mercado interior (de la UE)».

«Si hay condiciones del lado británico que no podemos aceptar, estamos preparados para ir por un camino que no tiene un acuerdo de salida», afirmó.

Michael Gove, un alto ministro del gobierno de Johnson que se ocupa de los problemas del Brexit, dijo que «la UE tiene que moverse» si quiere un acuerdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *