Argentina

BAHIA BLANCA: Revelan que la pareja que abandonó a los mellizos africanos no legalizó la adopción en la Argentina

Un informe de Cancillería detalla que en agosto de 2019, al traerlos al país, se habían comprometido a homologar el trámite. Pero no lo hicieron.

La pareja que trajo a dos mellizos desde África y los entregó en una comisaría no legalizó su adopción en el país. Así lo pudo comprobar desde Bahía Blanca la Unidad Funcional de Instrucción Judicial 8, que el 20 de noviembre recibió la denuncia sobre el abandono de los hermanos.

“Ingresaron con un permiso humanitario y la obligación de regularizar su situación en 72 horas, pero no lo hicieron”, reveló a Clarín una fuente de esa fiscalía. La UFIJ 8 que está a cargo de Marcelo Romero Jardín corroboró esa situación a través de un informe enviado estos días desde la Cancillería argentina.

Ante ese ministerio, no se registra ningún trámite de la pareja conformada por una mujer de 42 años y un hombre de 35. La situación pudo constatarse tanto en la sede de ese organismo como en las representaciones diplomáticas de Brasil y Nigeria, países que actúan como intermediarios entre Argentina y Guinea Bissau, que no mantienen vínculos a través de embajadas.

La pareja había ingresado al país con los mellizos de 6 años en agosto de 2019, luego de convivir con ambos durante una semana en la Casa Emanuel, que atiende a pequeños de familias vulnerables en ese país de África Occidental. Allí, unos meses atrás, habían presentado una carta de intención de adopción que el hogar constató que estaba en orden.

Al tratarse de una familia consolidada, con integrantes de más de 30 años de edad y una hija de 11 años, fue considerada apta para iniciar el proceso de adopción. A través de una representante en Argentina, fueron sometidos primero a entrevistas psicológicas, antes de habilitar su viaje a Guinea Bissau, para conocer a los potenciales adoptados.

Allí se enteraron de que la madre de los pequeños murió en el parto y su padre no pudo encargarse de su crianza. Luego del tiempo de convivencia y antes del regreso a Argentina, un abogado del hogar africano se encargó de gestionar la adopción legal en Guinea Bissau. Ese fallo precisaba de una homologación en nuestro país, trámite conocido como exequátur.

Una vez en el país, durante seis meses la pareja vivió en un barrio privado entre Bahía Blanca y Punta Alta, pero en febrero pasado, por cuestiones laborales, se radicó en San Martín de los Andes. Desde allí partió, en auto, el hombre con los dos pequeños, a los que entregó, el 17 de noviembre, en la Comisaría de la Mujer bahiense.

Adujo “motivos personales y problemas en la vinculación familiar” para desprenderse de los hermanos, a los que dejó junto a dos bolsas con ropa, antes de firmar un acta y regresar al sur del país. Al analizar que la documentación que dejó el hombre presentaba falencias y tras una serie de averiguaciones sin resultado, el equipo de género de la seccional presentó la denuncia ante la fiscalía.

Los chicos no poseían DNI, aunque sí un documento con sus nombres argentinos y el apellido del hombre que los abandonó. Aunque su salida desde África estaba constatada, hasta ese momento no se había podido corroborar cómo fue su ingreso al país.

“Sin un trámite legal que valide la adopción, para la ley argentina no se los puede considerar padres adoptantes”, explicó la fuente judicial, tras el reporte de Cancillería, que ingresó este miércoles a la UFIJ 8. Al no existir un vínculo entre los hermanos y la pareja, esta quedaría eximida de la posible comisión del delito de incumplimiento de los deberes de asistencia familiar, que impone la ley 13944.

Tal situación determinaría que, en las próximas horas, la causa pase al fuero federal para que se investigue un probable fraude a la ley de Migraciones. Tal decisión no afectará la marcha del trámite de búsqueda de un nuevo hogar en nuestro país para los pequeños.

Este proceso se desarrolla ante el Tribunal de Familia 3 de Bahía Blanca. Hasta tanto no sea elegida otra familia, la pareja que los abandonó deberá afrontar los gastos de su manutención, según resolvió el juez Martín Larceri, subrogante a cargo del Tribunal.

Mientras tanto, los pequeños siguen alojados en un hogar de abrigo de Bahía Blanca, donde han recibido la visita de algunos miembros de las pocas familias que alcanzaron a conocer durante su estadía de poco más de seis meses en la ciudad. En ese período, fueron a un colegio y jugaron al básquet en un club.

Antes de su decisión de abandonarlos, la pareja había comentado que la integración marchaba bien, en los encuentros periódicos pactados durante el primer año de convivencia. Solo destacaron la hiperactividad de los hermanos, según reveló desde Guinea Bissau Isabel Johanning, la mujer costarricense que administra el hogar.

“Nunca me dijeron que no podían con ellos. Y cuando dijeron que tenían problemas, la representante les recomendó ayuda profesional”, dijo la mujer en declaraciones a TN. Aseguró que la documentación con la que salieron de África era legal y se mostró sorprendida por la actitud de la pareja.

“Lo que pasa es que no sabemos que les pasó. ¿Por qué se trastornaron tanto por perder el trabajo? Ella estaba en depresión, se le dieron consejos de que fuera a una persona especializada en psiquiatría, para que pudiera verla a ella y a los chicos, y ellos no siguieron las instrucciones», expresó Johanning.

Agregó que el caso era el único entre los 180 niños adoptados por Casa Emanuel en los últimos 25 años. Aunque dijo que una familia bahiense, que ya había adoptado un menor del mismo hogar, podría hacerse cargo de los chicos, la prioridad de búsqueda está entre los grupos familiares más conocidos de los mellizos.

Buscan entre el grupo de allegados, una nueva familia para los hermanitos africanos abandonados

Siguen en un refugio a la espera de que les asignen una nueva familia.

Durante los seis meses que vivieron entre Bahía Blanca y Punta Alta, los mellizos africanos abandonados hace dos semanas en una comisaría tuvieron contacto con algunas familias. Al salir del colegio o del club en el que jugaban al básquet, en ocasiones, los recibían en sus casas. Son las familias del puñado de amigos que alcanzaron a hacer en ese breve lapso que pasaron en la ciudad bonaerense hasta que se mudaron al sur.

Ellos fueron de los primeros que se acercaron al centro de abrigo del municipio bahiense donde están alojados, luego de que se difundiera que su “papá adoptivo” los había dejado en una seccional policial. Ahora, esas familias, están en la primera línea de opciones para que los hermanos de 6 años encuentren un nuevo hogar.

Es la premisa que guía, al menos, al tribunal de familia 3 de Bahía Blanca y el Servicio Local de Niñez, dos de los varios organismos que intervienen en el rompecabezas del caso. Allí se ocupan de proteger y garantizar los derechos de los pequeños, amparados por la ley provincial 13298.

Por una presunta violación a esa norma, fue que desde la comisaría de la Mujer elevaron una denuncia ante la Unidad Funcional de Instrucción Judicial 8 el pasado viernes 20. Tres días antes, un hombre de 35 años, adujo “razones personales que dificultan su vinculación y sostenimiento de la vida familiar” para dejarlos en esa dependencia policial.

Acudió solo, con los hermanos, en su auto y dos bolsas con ropa. Luego de firmar un acta, retornó a San Martín de los Andes, donde se había radicado en febrero pasado con su mujer de 42 años, una hija de 11 y los mellizos.

En el tribunal bahiense mantienen entrevistas con las familias más cercanas a los hermanos para definir su futuro dentro del país. Desde Guinea Bissau, la responsable de la Casa Emanuel, donde los chicos fueron contactados por la pareja, dijo que una alternativa podría ser un hogar bahiense, donde ya vive un menor de ese centro, uno de los tres que funciona en ese país de África Occidental.

Como última opción aparece la posibilidad de recurrir al registro de adopción, donde, en el caso de los tribunales bahienses, hay más de un centenar de chicos que aguardan por una nueva familia. Desde que el caso trascendió y se viralizó, más de quinientas personas del país y del exterior se comunicaron con las instituciones locales de minoridad para ofrecerse como hogar sustituto

Ocurrió luego de que la fiscalía general bahiense difundiera que se investigaba a un hombre, por presunto incumplimiento de los deberes de asistencia o posible fraude a la ley de Migraciones. Detalló que los niños “fueron traídos junto a su esposa en agosto de 2019, previo adoptarlos y haber convivido una semana juntos en el orfanato en que se encontraban”.

Dos semanas después de que se separaran de los mellizos, el hombre y su mujer no están imputados ni han sido aún llamados a declarar. Para avanzar eventualmente sobre ambos, la justicia precisa determinar primero la legalidad del vínculo entre la pareja y los hermanos.

Trascendió que ambos habían ingresado al país con una visa de turista o permiso humanitario. Esa documentación debía continuarse con un trámite interno de homologación que no se habría realizado. En la documentación recogida, los chicos figuran con nombres argentinos y el apellido del hombre que los dejó.

“Si son los papás es una cosa y sino lo son, es otra” explicó una fuente de la UFIJ 8 a Clarín sobre la continuidad de la causa judicial. Allí aún aguardan por una respuesta desde Cancillería para determinar si existe la ruta completa del trámite de adopción. Mientras tanto, el tribunal de familia, ya tomó una decisión contra la pareja que los abandonó.

Les fijó que, hasta tanto se designe una familia sustituta, deban pagar al Estado una cuota alimentaria por la manutención de los chicos. Forma parte de una medida cautelar solicitada por la asesoría de incapaces de Bahía Blanca. Ese organismo es el que representa legalmente a los hermanos desamparados.

“Todavía no pueden entender por qué el papá los dejó”, dicen sobre los mellizos africanos

Desde Guinea Bissau, la responsable del hogar que los entregó en adopción aseguró que es la primera vez que les pasa.

“Los chicos siempre preguntan por sus padres. No pueden entender que su papá no va a volver a buscarlos”, revelaron este miércoles integrantes de la Comisaría de la Mujer de Bahía Blanca. Alli, la semana pasada, junto a un bolso con ropa, un hombre dejó a dos mellizos africanos de 6 años que había adoptado el año pasado. Luego, se volvió a San Martín de los Andes, donde vive con su mujer y una hija de 11 años.

Letizia Tamborindeguy, del equipo interdisciplinario de la dependencia policial, afirmó que los hermanos están bien atendidos y cuidados en un hogar de abrigo municipal, pero reconoció que extrañan a quienes los adoptaron. Tanto en ese refugio como en su oficina, muchas personas se han ofrecido a ayudarlos, desde que el caso tomó repercusión.

“Es una locura la gente que se ofreció a colaborar. Ya sea para ofrecer alimentos, ropa, abrir su casa para asistirlos como familia solidaria o para anotarse en un registro de adopción” destacó la funcionaria.

Mientras tanto, la responsable de la Casa Emanuel en Guinea Bissau, desde donde la pareja adoptante trajo a los chicos al país en agosto de 2019, adelantó que ya están en vías de conseguirles otro hogar. “Son de Bahía Blanca, una buena familia”, dijo escuetamente la costarricense Isabel Johanning Mora desde el país africano sobre los candidatos a la adopción.

La mujer se mostró consternada por el abandono que sufrieron ambos hermanos. “No estaba al tanto, porque tenemos una encargada que hace el seguimiento. Pero he llorado mucho, desde que me enteré. Para mí esto es un golpe muy bajo. Es la primera vez que nos pasa”, afirmó en declaraciones a TN.

Mora explicó que por protocolo, los adoptantes tenían que mantener comunicaciones y enviarles fotografías para hacer un seguimiento de los pequeños. “Me contaron que se habían ido a San Martín y que los chiquitos eran muy hiperactivos, pero nunca me dijeron que no podían con ellos”, comentó la responsable de la Casa, que tiene tres centros de adopción en el país de África Occidental.

“Ellos dijeron que tenían sus luchas y la representante nuestra les aconsejó ir a pedir ayuda psiquiátrica. No sé si lo hicieron, parece que no”, reveló la mujer. Detalló que antes de la entrega de los menores, realizan una serie de entrevistas, con las cuales van evaluando a la familia que quiere adoptarlos.

“Uno no puede saber cómo son las personas completamente”, se lamentó Mora, antes de calificar dos veces de “terrible” esta situación, tanto para los chicos, como para la institución. Inicialmente como centro de albergue para niños en estado de abandono y luego como casa-hogar, la casa Emanuel se ocupa de menores sin familia desde hace 16 años en Guinea Bissau.

En una conferencia de prensa ofrecida este miércoles en la comisaría de la Mujer bahiense, se dieron detalles de la insólita situación vivida allí el martes 17. “Dijo que tenía el deseo de entregar a dos menores” reveló el abogado Juan Manuel Ortiz sobre el hombre que ese día, antes de las 8 de la mañana, se presentó solo en la sede policial.

Comentó que después de ser entrevistado brevemente por la guardia de Niñez de la seccional, el hombre salió y fue hacia su vehículo. “Trae a los menores que también se entrevistan con el personal y se quedan. Luego, el señor se retira. No teníamos una herramienta legal en ese momento para evitar que se fuera”, argumentó el letrado.

Agregó que recién se pudo determinar que era su papá adoptante, al analizar el acta que firmó tras la entrevista con la guardia de Niñez. Así se fundamentó la presentación, tres días después, de la denuncia ante la fiscalía 8 de Bahía Blanca, ante una serie de irregularidades en la documentación que analizaron una vez que el hombre dejó la seccional.

“No tenían documento argentino y aunque había un papel que confirmaba la salida desde África, no así el ingreso a nuestro país”, remarcó Tamborindeguy. Según la agencia Télam, fuentes de la fiscalía destacaron que los chicos habrían entrado al país con visa de turista.

La Justicia aún debe determinar si el hombre y su pareja, que se mudaron en febrero desde Bahía Blanca a Neuquén, son responsables de faltar al deber de cuidado o de violar la ley de Migraciones.

“Sufren un desarraigo por el hecho de haber sido traídos desde otro país con costumbres y cultura distintas y también la vulneración del derecho a su identidad, la modificación de sus nombres y el hecho de que no cuenten con DNI”, describió la funcionaria. Estaba acompañada por el abogado Esteban Cid y la subcomisario Valeria Rastel, titular de la dependencia.

La historia de la familia que abandonó a los mellizos africanos de seis años en Bahía Blanca

Todavía asustados, contenidos y a la espera de una nueva familia. Así están los mellizos africanos de seis años que fueron adoptados en 2019 por una pareja que los abandonó poco más de un año después en una comisaría de Bahía Blanca. La difusión del caso generó tanta indignación y dolor como muestras de solidaridad y acercamiento a los pequeños.

Desde el fin de semana, los nenes pasan los días en un hogar de abrigo que forma parte de la red del Servicio Local de Niñez del Municipio bahiense. Allí conviven con otros chicos y adolescentes sin familia que esperan por un hogar definitivo, al que podrán acceder cuando la Justicia resuelva sus situaciones.

El martes de la semana pasada, un hombre se presentó en la Comisaría de la Mujer bahiense y adujo “razones personales” para abandonar la custodia de los nenes. La legalidad de la adopción que vinculaba a los chicos con ese hombre y su pareja está siendo investigada por la Justicia. Solo se sabe que los mellizos ingresaron juntos en agosto del año pasado al país desde Guinea Bissau, un país costero de África Occidental. Lo hicieron con visa de turista, según la agencia Télam.

“¿Simplemente los dejó y se fue?” preguntó Clarín a una fuente de la seccional bahiense. “Así, es”, respondió la vocera. Describió que el hombre, cuando llegó a la dependencia ubicada en el microcentro de la ciudad, sujetaba a un chico en cada brazo. El trámite duró apenas unos minutos.

“Ni bien se presentó el papá con los nenes, convocamos a personal de Niñez municipal y ellos hicieron la medida de abrigo”, explicó una fuente de la Superintendencia de Género que tiene la Comisaría, que se excusó de brindar más detalles por la reserva que rige para el tratamiento por la prensa de datos vinculados a menores.

No obstante, otros testigos describieron como sorpresiva la imagen. “Más allá de que escenas como estas no son nuevas para nosotras, se trata de un caso especial, por el origen tan lejano que tienen los nenes”, comentaron cerca de la dependencia. También dijeron que ambos menores se quedaron esperando durante varias horas por el regreso de su tutor.

La situación fue revelada este martes a través de un parte de prensa de la Fiscalía General de Bahía Blanca. “El hombre, que resultaría ser el padre adoptivo de los menores, refirió razones personales que dificultan su vinculación y el sostenimiento de la vida familiar”, detalló la nota sobre los argumentos que dio E.R. (35 años) al desprenderse de los mellizos.

La familia se mudó a San Martín de los Andres en junio de este año.

Agregó que junto a su esposa, N.P. (42 años) los habían adoptado en agosto de 2019 en Guinea Bissau, después de mantener algunos encuentros previos a través de videollamadas. Antes de venir todos juntos, estuvieron conviviendo durante una semana en uno de los hogares que administra la Casa Emanuel en el país africano.

Ya en la Argentina, la pareja, que tiene una hija de once años, convivió con los mellizos hasta febrero pasado en un barrio privado ubicado entre Bahía Blanca y Punta Alta. Los chicos asistieron a una escuela cercana y jugaron al básquet. En redes sociales, se publicaron algunas fotos de la familia.

La mujer se dedica a la fotografía y administra un emprendimiento ligado a la venta de té, mientras que su pareja figura como representante de una franquicia vinculada a la difusión y venta de bolsas ecológicas.

A comienzos de este año, antes de la pandemia, la familia se radicó en San Martín de los Andes. “Todos los días del padre son diferentes, pero este es muy particular. Elegimos empezar una nueva vida lejos de nuestros afectos, atravesando una situación particular y con 2 hijos del corazón incorporándose a nuestra familia”, escribió E.R. en redes sociales en junio pasado.

La semana pasada, el hombre viajó desde la ciudad neuquina con los hermanitos africanos y los dejó en la seccional bahiense. Con la rápida repercusión del caso, la indignación creció en las redes sociales, donde se difundieron fotos de la pareja y de los nenes.

“Los nenes jugaban al básquetbol en Zorros. Dicen que parecían una familia perfecta… Pura apariencia”, escribió una usuaria de Facebook desde Neuquén. “Yo los vi en el barrio caminando… Me pareció tan lindo verlos… Resulta que terminaron siendo una… de persona”, escribió otra, que calificó con un emoji la conducta de la pareja.

En el hogar donde se alojan y en el servicio local de Niñez y Familia del Municipio revelaron que varias personas se interesaron por la situación de los menores. Algunos se ofrecieron para adoptarlos y otros, para colaborar en lo que fuera necesario.

Mientras tanto, la Justicia de Bahía Blanca busca determinar cómo se produjo el ingreso al país de los mellizos. “Estamos a la espera de informes requeridos para decidir si es una causa provincial o federal”, señalaron desde la Unidad Funcional de Instrucción Judicial 8 de Bahía Blanca.

Desde allí dejaron trascender que el ingreso al país de los chicos habría sido con una visa de turista, aunque continúan las investigaciones.

La fiscalía, a cargo de Marcelo Romero Jardín, recibió la denuncia desde la Comisaría de la Mujer bahiense. Evalúa tanto la posible comisión del delito de incumplimiento de los deberes de asistencia, como un posible fraude a la Ley de Migraciones.

Según trascendió, no habría registro del ingreso al país de los chicos, que no tendrían en regla su documentación. Si el acceso fue legal, debería constar en la base de datos de la Dirección Nacional de Migraciones. “Otra situación se relaciona con la calidad de la permanencia de los menores; si como turistas o con un trámite de nacionalidad de sus padres argentinos”, explicaron desde el organismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.