Mundo

CHILE: cierra metrópolis ante suba de contagios

Fines de semana y feriados bajo cuarentena nuevamente.

SANTIAGO DE CHILE,  Las autoridades sanitarias chilenas decidieron que las 52 comunas que componen la región metropolitana retrocedan a la fase 2 de transición, a menos de un mes de decretar la apertura inicial.

Las cuarentenas vuelven los fines de semana y festivos, y están prohibidos los viajes interregionales como también la atención presencial en los restaurantes que no tengan terrazas.

El gremio gastronómico reaccionó de inmediato señalando que la medida «es como un golpe en el suelo».

«Este retroceso es bastante negativo. Muchas ya estaban volviendo a operar, habían reincorporado trabajadores, por lo que esto es un retroceso, sobre todo, por el tema del empleo en el sector», expreso a El Mercurio on line el presidente de la Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga), Máximo Pigallo.

Opinó que si la determinación «no es por un tiempo acotado, va a significar seguramente la muerte de muchos locales y niveles de desempleo bastante más altos que los que habíamos tenido».

Auspició que la medida no se prolongue más allá de dos semanas, considerando que «estamos entrando a la temporada alta en la que se juega parte importante de los ingresos, por lo tanto, estos cierres de fines de semana van a ser muy negativos.

Y la apertura que vamos a tener va a ser muy acotada, por lo que es probable que algunos trabajadores que habían vuelto a sus lugares de trabajo tengan que volver a ser suspendidos».

Picallo sostuvo que las personas son las que deben seguir los cuidados, «porque finalmente este aumento de contagios tiene que ver mucho con actividades informales, que ocurren al interior de domicilios más que con lo que ocurre en los restaurantes».

Insistió que «el sector gastronómico no tiene ninguna responsabilidad en que hayan aumentado los casos, eso tiene que ver mucho con otras actividades que se han realizado y donde no ha habido fiscalización. Hemos visto playas llenas de gente sin mascarilla».

El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, adelantó que la fiscalización va a ser lo más rigurosa para que sea efectiva.

Comentó que «por supuesto que el retroceso a Fase 2 genera externalidades, pero también hay que tomar los aprendizajes de los últimos meses. Vamos a tener una fiscalización mucho más focalizada los fines de semana de cuarentena para generar mayor tranquilidad a los vecinos y también a algunos locatarios».

Recordó que «todos los comercios que son definidos como esenciales, siguen su apertura, me refiero a ferias libres, a supermercados, y vamos a reforzar las fiscalizaciones en aquellos lugares para que todas las personas que vayan lleven su permiso».

La medida de retroceso a fase 2 -a partir de la madrugada del jueves- se adoptó por el aumento del número de casos de coronavirus, que en el informe de hoy detecta un incremento del 18% de los contagios nuevos diagnosticados con covid-19.

«Dada la cantidad de habitantes, esta cifra es de muy alto impacto y no preocupa muchísimo», señaló el ministro de Salud, Enrique Paris, respecto del poco más de 8 millones con que cuenta la región Metropolitana, la mitad de la población del país.

«Es una medida preventiva por excelencia y esperamos además que sea transitoria, destinada a evitar medidas mucho más extremas», añadió el ministro y médico.

Mencionó que la Región Metropolitana sumó esta jornada 314 casos nuevos, 132 menos que los 446 reportados el domingo. Y cuenta con 2.317 contagios activos, es decir, capaz de transmitir el virus; además suma 10.439 decesos, de los cuales 15 se reportaron esta jornada.

De acuerdo al último informe epidemiológico publicado el sábado pasado, al 3 de diciembre, la RM que tiene una población de 8.125.072 suma 343.822 casos confirmados, con una tasa de incidencia acumulada de 4231,6.

«Las segundas olas en Europa han sido mucho más grandes que las primeras que nosotros sufrimos también. Primero la edad promedio de los pacientes enfermos hospitalizados diagnosticados era de 54 años y en esta segunda ola es solo de 39 años».

«Y esto quiero que lo escuchen muy bien las personas jóvenes, es evidente que el mayor motor de contagios está entre los 20 y los 40 años de edad», afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *