Argentina

Bancarios le piden agenda progresista a Fernández y reclaman nuevo régimen tributario y el fin de Ganancias

Desde la Asociación Bancaria señalaron la necesidad de «un nuevo régimen tributario que derogue el impuesto al salario, una ley financiera que declare a la actividad como servicio público y que la nueva fórmula jubilatoria garantice el poder adquisitivo».

El gremio bancario reclamó hoy un acuerdo social para cambiar la matriz productiva, valorizar la banca pública, poner el sistema financiero al servicio de la producción y el empleo, regular los grandes monopolios, dictar un nuevo régimen tributario que derogue el «impuesto al salario», entre otras propuestas, y pidió preservar el poder adquisitivo de las jubilaciones.

El reclamo fue realizado por 47° Congreso Anual Ordinario de la Asociación Bancaria (AB), que en su documento final resaltó la necesidad de «un nuevo régimen tributario que derogue el impuesto al salario, una ley financiera que declare a la actividad como servicio público y que la nueva fórmula jubilatoria garantice el poder adquisitivo» de los beneficiarios del sector, según informó el secretario de Prensa, Eduardo Berrozpe.

El encuentro, en el que participaron congresales de todo el país, fue clausurado hoy e inaugurado el miércoles en la sede gremial de Sarmiento al 300 por el presidente Alberto Fernández y el titular de la entidad sindical, Sergio Palazzo.

En la declaración final, los dirigentes de las 53 seccionales nacionales demandaron «un necesario acuerdo social para discutir la Argentina de las próximas generaciones que pueda emerger de la trampa perversa de una economía casi agroexportadora, que no genera suficiente valor agregado y condiciona las reservas con la liquidación de sus exportaciones».

Ese acuerdo social debe acentuar «ese Estado fuerte con capacidad regulatoria para que los grandes monopolios u oligopolios no continúen estafando con subas de precios exorbitantes», y también tiene que valorizar a la banca pública y determinar que el servicio financiero esté al servicio de «la producción, el desarrollo y el pleno empleo en la Argentina», sostuvieron.

Para ello, postularon que este pacto «debe modificar la matriz productiva y gravar más a quienes más tienen, como también terminar con el impuesto a las Ganancias sobre los salarios».

Además, propusieron que se debe «discutir y resolver el desempleo, los ingresos, las políticas de género e inclusión, la violencia laboral, la adecuación del convenio 190 de la OIT».

El documento se pronunció también por «analizar el impacto de las nuevas tecnologías, que deben servir para mejorar la calidad de vida y no para que se pierdan empleos, por lo que para evitarlo es preciso discutir la reducción de la jornada laboral».

Los bancarios solicitaron además «la reducción de la jornada laboral en la actividad y la urgente aplicación de la ley de teletrabajo ante la extensión de la pandemia de coronavirus y los abusos de los bancos».

También reclamaron al Ministerio de Trabajo «la convocatoria a paritarias a todas las entidades financieras de la actividad, incluidas las denominadas Fintech», y exigieron al Banco Central (BCRA) y a las entidades «el cese del cierre de sucursales en curso, que afecta los puestos laborales y la correcta atención».

Los congresales, quienes deliberaron sobre el eje de la convocatoria a «la solidaridad», condenaron las políticas macristas que produjeron «niveles de pobreza jamás vistos, una tierra arrasada, endeudamiento impagable y de corto plazo, casi ninguna reserva líquida para afrontarlo, una inflación del 54,8 por ciento y la caída real de los ingresos de más del 20 por ciento en solo cuatro años».

Además, resaltaron que el Gobierno debió recomponer el sistema sanitario ante la irrupción del Covid-19, ya que la gestión anterior «lo degradó al límite, al punto de que Salud dejó de ser Ministerio para ser Secretaría», y enfatizaron que las dificultades fueron mitigadas con «un Estado presente y solidario, con responsabilidad institucional y con vocación de ayuda a los más vulnerables».

«El Estado subsidió la oferta y la demanda para que el país y la economía funcionasen sin mayores conflictos sociales. Por medio de créditos a tasa cero o subsidiada, con el IFE, los ATP, las AUH y otras ayudas el Gobierno dijo presente. Nada de ello hubiese ocurrido con un Estado ausente», aseveraron los representantes sindicales en un documento.

Los congresales convocaron a «la unidad para preservar el campo popular, ya que el neoliberalismo continúa agazapado para concluir su política de saqueo, por lo que es fundamental un movimiento obrero unido y con un programa que mejore la calidad de vida de los trabajadores».

Para los bancarios, más solidaridad implica mayor involucramiento social, porque su contracara es «la indiferencia, desde la cual nada es posible construir», por lo que ello significa «la disyuntiva entre cultura individual o cultura de lo colectivo».

Los bancarios cerraron el encuentro virtual en «el contexto del duelo popular y oficial por el fallecimiento del inolvidable Diego Maradona», y en el que respaldaron al Gobierno «en la difícil emergencia» y aprobaron lo actuado por la conducción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.