Deportes

DE FORMA CONTROVERSIAL, PELEA DE JOSHUA FRANCO Y ANDREW MOLONEY TERMINA SIN DECISIÓN

La pelea entre Joshua Franco y Andrew Moloney terminó sin decisión, luego de que Franco no pudiera seguir por una severa inflamación en el ojo que el referí dictaminó como producto de un cabezazo accidental, y según las imágenes, en una apreciación errónea.

En el primer round, ambos demostraron su fortaleza de ataque, aunque sin exactitud. Moloney logró inflamar rápidamente el ojo derecho a Franco, hasta cerrárselo, con la única combinación quirúrgica durante los tres minutos iniciales.

El réferi Russell Mora informó de inmediato que la severa inflamación en el ojo de Franco fue provocada por un cabezazo accidental. Las repeticiones que entregaba la televisión no daban cuenta de ningún cabezazo, sino de un jab de Moloney que dio en el ojo de Franco.

Los golpes intempestivos continuaron durante el segundo asalto, también faltos de precisión. El blanco de conexión siempre fue la guardia rival.

Imagen

El final inesperado del duelo entre Franco y Moloney
Antes del inicio de la tercera porción del pleito, el árbitro (apoyado en la decisión del médico de turno) detuvo el combate por el estado del ojo derecho de Joshua Franco.

Dado que el réferi había dictaminado que la inflamación había sido por cabezazo accidental, la pelea terminaría sin decisión. Sin embargo, la Comisión de Nevada recurrió a la repetición para estudiar las acciones y se tomó casi media hora en la revisión de las repeticiones.

Cuando las imágenes parecían dar cuenta de que Andrew Moloney era el aparente ganador por nocaut técnico, los festejos del australiano se detuvieron en seco. Y es que, después de atravesar por un largo y tedioso periodo de revisión de las repeticiones en la pantalla, los jueces dictaminaron que la apreciación del réferi se mantenía, y la pelea terminaba sin decisión.

El posible dedeo
Se barajó la chance de que The Monster haya impactado con su pulgar en el ojo de El Profesor, y eso desencadenó la lesión, por la rapidez con la que inflamó el ojo de Franco.

Sin embargo, dado que los guantes ya llevan ligadura del pulgar y el puño, ese tipo de golpes con el pulgar sobre el ojo ya no son considerados golpes ilegales.

De esa forma, y aparentemente de forma injusta, Andrew Moloney fue privado de recuperar el campeonato mundial súper mosca de la AMB que había perdido contra el mismo Franco el 23 de junio pasado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.