Argentina

«Fue clave la tarea desarrollada por la Red Intersindical para lograr el Convenio de la OIT»

La Cámara de Diputados de la Nación aprobó el proyecto de ley sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo. Cuando tomó la palabra la diputada sindical Vanesa Siley agradeció y pidió reconocimiento para la labor de las mujeres sindicalistas de las tres centrales sindicales.

El proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo al Senado de la Nación obtuvo la media sanción en junio y en la sesión del 11 de noviembre obtuvo la aprobación con 241 votos a favor, 1 en contra y dos abstenciones. Argentina, después de Uruguay y Fiji, es el tercer país en ratificar el Convenio 190.

Fue aprobado a mediados de 2019 en la 108ª Conferencia Internacional del Trabajo en Ginebra. Es un tratado vinculante que genera obligaciones para los Estados y que va a articular con la legislación pionera en materia de violencia de género y violencia laboral que supimos conseguir.

La diputada sindical Vanesa Siley, referente de la agrupación Mujeres Sindicalistas (Corriente Federal de Trabajadores en la CGT), aprovechó su intervención para resaltar el esfuerzo prácticamente invisible (o invisibilizado) que hicieron desde la Red Intersindical.

«Todo esto no hubiera sido posible sin la Red Intersindical para la eliminación de la violencia laboral, conformada por más de 100 organizaciones sindicales de las tres centrales obreras. No hubiera sido posible sin todas las mujeres sindicalistas. A ellas un agradecimiento, un reconocimiento y un pedido: que sigan luchando, es a través de esa lucha que se conquistan derechos. Ayer y hoy, en 1951 y en 2020.»

InfoGremiales dialogó en exclusiva con Mara Rivera, también referente de Mujeres Sindicalistas, activista del sindicalismo internacionalista por su trabajo en la Internacional de Servicios Públicos. A ella la consultamos por la conformación de la Red Intersindical: «Veníamos trabajando en reuniones desde el 2012 con la oficina asesoramiento de violencia laboral del Ministerio de Trabajo. Cuando asume Mauricio Macri, pasa a ser Secretaría y de alguna forma, no se disuelve la oficina pero ya no podía tener relación con los sindicatos. Ante la situación generalizada de despidos y de lucha en la calle, los sindicatos decidimos juntarnos y dar la pelea desde afuera de la Secretaría, así surgió la Red Intersindical contra la Violencia Laboral.»

«El Convenio 190 es una lucha que dieron las mujeres sindicalistas de todo el mundo a través de sus Internacionales del movimiento obrero. La campaña arrancó en el 2012 y se llamó ‘Alto a la violencia contra las mujeres en el trabajo’. Esa campaña tomó mucho sentido a nivel mundial y se solicitó a la OIT que se coloque en agenda la violencia de género en el ámbito laboral.» En el 2015, Paro Internacional de Mujeres mediante, la OIT toma este pedido y sube la apuesta: «No sólo asume el compromiso de trabajar un convenio por la violencia de género sino también el acoso laboral incluyendo a la violencia de género. En 2018 se empieza a trabajar el convenio.»

La Red Intersindical no es separatista pero en los hechos la mayor parte son mujeres: «En la Red somos 80% mujeres. Esto es así porque según las estadísticas somos las mujeres las que sufrimos distintos tipos de violencia.»

La aprobación en el Congreso se empezó a impulsar el año pasado: «Pedimos reunión con diputados y diputadas sindicalistas en noviembre de 2019. Cuando Alberto (Fernández) lo pone en agenda oficializamos la reunión con Senadores, nos presentamos de la Red y solicitamos la pronta ratificación.»

Hablamos de al menos ocho años de reuniones, debates, lucha y presión pero la contrucción desde abajo, cuando crece, da frutos en abundancia: «La unidad de las mujeres se trasladó a esta Red y al movimiento obrero. Cada vez somos más, se unen más sindicatos.»

«Es un convenio que viene a cambiar el paradigma laboral porque incorpora al Estado como empleador, al sector público y esto fue un pedido de la Internacional de Servicios Públicos. Incluye perspectiva de género, incluye a las minorías, incluye también a la violencia de terceros que no estaba incorporada en el eje nacional. La violencia de los pacientes, clientes, proveedores. Incorpora el concepto mundo del trabajo que escapa del lugar de trabajo, incluye espacios públicos, privados y hasta virtuales alrededor del trabajo. Además incluye la violencia doméstica, con licencias, trabajo flexible, protección temporal contra despidos. Incluye a la economía formal e informal, urbana y rural. Es un convenio muy amplio que incluye todo tipo de acciones que vivimos a diario.», explicó Rivera.

«La violencia laboral la sufren tanto mujeres como varones. La de las mujeres ahora está más visibilizada porque las mujeres denuncian pero los varones la naturalizan por la cultural patriarcal en la que vivimos. Si un hombre hace una denuncia queda como «menos hombre», muchos te dicen ‘Yo lo arreglo a las piñas’, pero eso puede empeorar las cosas para el trabajador.», deja como reflexión final.

Va a llevar tiempo analizar las múltiples implicancias positivas que podría tener la entrada en vigor de este convenio. Habrá que esperar para ver.

Aquí la intervención de la diputada Vanesa Siley:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.