Deportes

Zverev-Medvedev, una final hoy en París con mucho que decidir

Alexander Zverev y Daniil Medvedev juegan hoy domingo por el título del Masters ATP de París, que tendrá nuevo campeón.

El Masters 1000 ATP de París tendrá hoy (15.00 horas/Movistar+) nuevo campeón en su palmarés, sucediendo al serbio Novak Djokovic, que prefirió no defender la corona porque no podía sumar ningún punto más para el ranking mundial y prefirió reservarse para las ATP Finals de Londres.

En la central del Accor Arena de París, dos tenistas que enriquecen la historia del evento. Tienen un corto pero interesante pasado, son figuras de presente y apuntan a logros aún más importantes en un futuro próximo.

Hay un título sucoso en juego, pero es también un juego de tronos entre jóvenes de una misma generación, Alexander Zverev, de 23 años, y Daniil Medvedev, de 24. Escuela rusa, tanto del alemán de Hamburgo Sascha, de padre formado en la Unión Soviética (nació en Ucrania), como de su rival moscovita. Uno y otro han optado por residir en el paraíso de Montecarlo.

Son de la nueva escuela, dos chicarrones de 1,98 metros de estatura, con buena mano pero mucha potencia, de saque y golpes de fondo directos. Ambos pueden señalar que han disputado ya una final de Grand Slam, en el US Open: Medvedev perdió ante Nadal en 2019 y Zverev lo hizo frente a Thiem en 2020. Son top-10 consolidados y miran hacia el nº 1 atendiendo a su progresiva madurez y a que algún día, esperan, los Big 3 aflojen.

Sascha y Daniil promete un enfrentamiento sin cortapisas, a mordiscos, sin pausa. Una final de vértigo en perspectiva, a la que llega con cierta ventaja Zverev, que en ‘indoor’ y pista dura cosechó su máxima conquista, las ATP Finals de 2019. Además, tiene un historia de 5-1 sobre Medvedev, repartiéndose los duelos de 2019: éxito ruso en Shanghai (6-4 y 6-1), pero vuelta a la serie triunfal el teutón en Londres (6-4 y 7-6).

Zverev viene en racha, con 12 victorias consecutivas, 18 en los últimos 19 encuentros. Campeón de Colonia 1 y Colonia 2, disputa su cuarta final consecutiva. Es, por el contrario, la primera de Medvedev, quien parecía no seguir el ritmo de verano y otoño de 2019 cuando se dio a conocer al mundo. En lo que va del presente curso, tan corto como extraño, las ‘semis’ del Open USA son su mejor balance por ahora.

Sascha Zverev ha demostrado una interesante progresión, mental, física y de golpes. A su lado, una garantía de trabajo bien hecho y compromiso, David Ferrer. Llevan apenas unos meses juntos, muy provechosos.

El temperamental Daniil Medvedev no se separa del francés Gilles Cervara.

Dos cracks confirmados, con hambre y mucho más que decir en sus carreras. París es otro trampolín. Así como un modo de poner distancia con un rival hoy. Y también mañana. Mucho que decidir.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *