Mundo

Tribunal Supremo de Noruega: los guardias de seguridad no pueden retener a los pasajeros en los autobuses

Según la Corte Suprema, los guardias de seguridad contratados no tienen autoridad para retener pasajeros a menos que lo hagan en colaboración con empleados de la empresa de transporte.

El jueves, la Corte Suprema anunció que los guardias de seguridad contratados deben colaborar con los empleados de la empresa de transporte si retienen a un pasajero. El conductor del autobús no cuenta, según Rett 24.

El caso fue llevado a la Corte Suprema luego de que un hombre golpeara a un guardia de seguridad en la cara luego de ser retenido por un guardia de seguridad contratado.
Ahora está absuelto de la violencia contra un «grupo ocupacional particularmente vulnerable».

En cambio, el hombre solo es condenado a una multa de 5.000 coronas noruegas por daño corporal común, ya que el enfrentamiento se considera una reacción desproporcionada al acto ilícito.

Respuesta desproporcionada
“La lesión corporal fue sin duda una respuesta a un acto ilícito y, por lo tanto, cumplió con las condiciones de la ley para ser una represalia a una provocación.

“Un golpe con la mano abierta en la cara del guardia fue, sin embargo, a juicio de la Corte de Apelaciones, desproporcionado frente al uso de la fuerza por parte de los guardias”, afirma la sentencia.
“La decisión tendrá una gran importancia para la forma en que Ruter y otras empresas de transporte organizan la verificación de boletos”, señaló la abogada defensora Aurora Lindeland Geelmuyden.

Agregó que la aclaración también podría tener importancia para varios veredictos que ya se han dictado.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.