Sociedad y Cultura

El Tabú Del Punto G Fue Superado, Pero ¿Que Pasa Con El Punto P?

Muchos hombres sienten placer al ser penetrados por sus mujeres. Entérate aquí de qué es el punto P y de cómo se consigue el climax con él. Otro tabú que superar.

La revolución sexual de los años 60, que tuvo su origen con el famoso Estudio de la Sexualidad Humana, de Masters y Johnson, literalmente desnudó a miles de parejas, para lograr una mayor comprensión de los fenómenos que rodean la respuesta fisiológica de las personas ante el estímulo erótico.

Sin embargo, aún queda mucho por explorar. No hace mucho tiempo que se descubrió el verdadero tamaño del clítoris, órgano responsable del orgasmo femenino, confirmándose la existencia del famoso punto G, que en realidad es una zona interna del mismo clítoris.

La puerta trasera, entrada prohibida
Otro de los tabúes que ya fue parcialmente derribado es el del sexo anal, que ha dejado de ser una práctica exclusiva de parejas homosexuales y ha demostrado ser una gran fuente de placer para hombres y mujeres… aunque siempre y cuando el ano del hombre no participe en el juego.

Presentacion placer sexual

Pero ¿qué tan cierto será eso? En nuestra cultura hispana, sigue siendo tabú que el ano de un hombre sea tocado. Penetrarlo ni hablar. Aún se considera intocable la puerta trasera del placer masculino porque ese hombre queda bajo la sospecha de una latente homosexualidad. Lo más triste es que en muchos casos son las mujeres quienes condenan la afición que puede tener un hombre a ser penetrado por su pareja.

Situación del punto P

El punto P se encuentra dentro del cuerpo del hombre, en la parte trasera de la próstata, y la forma más fácil de tener acceso a ese punto es entrando por el conducto anal.

Hoy en día, cada vez más frecuentemente, las parejas se animan a romper tabúes, ambos se sueltan a nuevas formas de placer y el punto P es una fuente de placer  cada vez más utilizada.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.