Argentina

emana clave para palpar la profundidad de la grieta cegetista

Habrá una reunión de mesa chica de la central obrera. Acuña viene faltando sostenidamente. Será el primer encuentro tras el 17 de octubre que profundizó las diferencias.

La mesa chica de la CGT volverá a reunirse este martes. Será el primer encuentro de dirigentes luego de la convulsión que generó en la plana mayor sindical el multitudinario 17 de octubre. La duda más importante es si en esta oportunidad Carlos Acuña, co secretario General, estará presente.

Acuña viene faltando sostenidamente. Se ausentó de reuniones de mesa chica, luego los plantó frente a la comitiva del FMI y más tarde se cortó y realizó, con Luis Barrionuevo, su propia celebración del Día de la Lealtad. Además aprovechó el micrófono para enviarle un mensaje a sus pares a quienes catalogó de «alcahuetes».

La salida del barrionuevismo podría volver a consolidar la dispersión sindical previa a la reunificación de la CGT que se llevara adelante en agosto 2016. Aunque todavía no es una certeza su formalización.

Mientras tanto, como anticipara InfoGremiales, Hugo Moyano mira de reojo y tiene preparada una nueva tanda de renuncias a la conducción de Azopardo que podría dejarla jaqueada para seguir funcionando legalmente. Sólo se activará si el contexto lo pone en valor.

En medio de tanta división, ese mismo día habrá una curiosa foto de unidad. Es que la Corriente Federal de Trabajadores estará en la sede de la CGT para la colocación de un busto en conmemoración de los 10 años del fallecimiento de Nestor Carlos Kirchner. La iniciativa, del curtidor Walter Correa, podría dejar una instantánea con Héctor Daer y Sergio Palazzo, lo que sería un bálsamo entre tantas internas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *